XVI LEGISLATURA DECEPCIONÓ: EDUARDO GALAVIZ

0
184

Para el presidente del Observatorio Quintana Roo, el Congreso del Estado, de supuesta mayoría opositora, perdió la gran oportunidad de enderezar el rumbo, sometido al Poder Ejecutivo, improductivo y opaco en el manejo de sus recursos financieros

SALVADOR CANTO

La XVI Legislatura de Quintana Roo pasará a la historia como un Congreso más que sólo vio por sus propios intereses, en donde predominó la falta de transparencia en el manejo de los recursos, careció de debates legislativos, no hubo oposición que cuestionara si fue correcto o no endeudar más al estado y los municipios, además, tampoco hubo discusiones en las propuestas para el nombramiento de los magistrados de los tribunales de Justicia Administrativa y Superior de Justicia respectivamente y ahora, sólo por la presión ciudadana, han frenado un poco la llegada del nuevo o nueva titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que no puede ser una oficina burocrática o de lucimiento personal.

Lo anterior fue planteado por Eduardo Galaviz Ibarra, presidente del Observatorio Quintana Roo A.C., un organismo ciudadano creado para vigilar el trabajo de los tres Poderes del Estado y que está conformado por Cámaras empresariales, Colegios profesionales y Asociaciones Civiles.

En entrevista con El Despertador de Quintana Roo, agregó que la actual legislatura en todo momento se volcó en alabanzas al Poder Ejecutivo y convirtieron la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en un botín para dar mayores posiciones a sus militantes y allegados.

De Viva Voz, lamentó que cada vez más las contiendas electorales en Quintana Roo se convierten en noticia de nota roja o cuestiones de guerra sucia, pero con muchas bases y fundamentos para que la gente deje de confiar en los prototipos de políticos que están surgiendo.

Explicó que la intención del parlamento abierto que se firmó en octubre del 2019 sólo quedó en eso, una buena intención de quien encabezaba en ese entonces la Junta de Gobierno, el diputado Edgar Gasca Arceo, pero lamentó que posteriormente el tema haya quedado estancado hasta la fecha por intereses personales de los congresistas.

También mencionó que es una pena que hayan dejado de atenderse a lo largo de la administración temas importantes en beneficio de la ciudadanía y se abocaran únicamente a asuntos personales, como pretender ampliar el periodo de su permanencia en el Congreso, lo cual afortunadamente solo quedó en una “intentona”, gracias al rechazo unánime de la ciudadanía.

—¿Han recibido algún tipo de advertencia de las autoridades por el trabajo que realiza el Observatorio?

—Lo que hemos tenido son algunas críticas, algunos comentarios negativos de parte de algunos diputados, tanto de la anterior Legislatura como de la actual. Incluso, al inicio de esta Legislatura llegamos a un acuerdo para que se pusiera la práctica del Parlamento Abierto en esta XVI Legislatura y para lo cual firmamos un convenio con el entonces presidente de la Jugocopo, Edgar Gasca y estuvieron presentes ahí integrantes de grupos parlamentarios, también estuvo en esa firma nuestro compañero del Observatorio de Nuevo León, Juan Manuel Ramos, de Redes Quinto Poder que es uno de los Observatorios más antiguos del país y también se contó con la participación de la entonces diputada federal Tatiana Clouthier, quien estaba impulsando los temas de participación ciudadana, se hizo el convenio, se hizo el evento, firmamos y a las pocas semanas se desbocó un problema generado por la lucha de la Jugocopo y ahí quedó pausada. Sí hemos tenido algunos reclamos en corto de algunos diputados, pero les hacemos ver que la función es señalar con toda la objetividad y con datos duros, lo estamos mencionando, no hacemos ningún comentario que no esté sustentado en alguna investigación, en algún planteamiento de análisis de las leyes, de alguna cuestión presupuestal y eso lo hemos hecho puntualmente.

—¿Considera que existe falta de transparencia en el manejo de los recursos del Congreso?

—Sí, desde la anterior Legislatura señalamos en primer lugar que el presupuesto que tienen no es el adecuado, que es un presupuesto demasiado alto para lo que ellos realizan porque si lo comparamos con el Congreso de Yucatán, ellos tienen apenas la tercera parte del que tiene el de Quintana Roo con el mismo número de diputados, pero un mayor número de municipios, mayor población y no es necesario tener esa cantidad de recursos. La XV Legislatura inició el cumplimiento de las normas de transparencia, muy manipulado el tema, pero en esta XVI Legislatura prácticamente hubo un retroceso, ya no hay información que es obligatoria para publicarse y el manejo del presupuesto desgraciadamente ha sido una de las luchas por las cuales están enfrentadas las fracciones parlamentarias, ahora sobre todo cuando ya hay una alternancia entre la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política porque es prácticamente ya un botín el que se maneja para darles mayores posiciones a sus militantes, a sus seguidores en los puestos administrativos del Congreso y en el manejo del propio presupuesto. De hecho hemos hecho denuncias de la anterior Legislatura, cuando estaba al frente de la Gran Comisión Eduardo Martínez Arcila, y se dieron contratos sin ningún soporte real a militantes del partido para hacer obras que no tenían ningún sentido y cuestiones millonarias que denunciamos ante la contraloría interna, hicimos denuncias públicas y no sucedió nada.

—El tema de las ayudas sociales continúa de forma discrecional, ¿qué hay de eso?

—El manejo de las famosas ayudas sociales no tiene razón de ser porque confunden el concepto de gestión social por el de ayuda social, porque no es lo mismo, pero ellos lo manejan como que esas ayudas sociales son parte de su gestión y no es cierto; sin embargo, esa partida ha sido un promedio de entre 80 y 90 millones de pesos anuales que se reparte con fines clientelares para manejar la estructura de grupos y políticos que están representados en el Congreso y también para tener a sus militantes con algunas ayudas a través de esa figura de ayuda social.     

—Por otro lado, ¿qué opinión le merece el tema del proceso de elección del ombudsman?

—Eso está dentro del contexto de los nombramientos que tiene la facultad el Congreso de poder hacer. No sólo ha sido cuestionable este nombramiento, sino también el del nuevo magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, el del nuevo Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, pero en el caso de la titularidad de la Comisión Estatal de Derechos Humanos es diferente porque es una posición que no debe de ser considerada como un favor político, como una posición burocrática para militantes de algún partido político, esto tiene que ser una figura de una persona con el respeto ciudadano porque es quien va a tener el puente de mediación entre los grupos ciudadanos afectados y sus derechos y las autoridades que han sido señaladas de cometer alguna violación a los derechos. No puede ser una oficina burocrática, no puede ser una oficina de lucimiento personal o para un crecimiento político, tiene que ser alguien totalmente ciudadano y en ese sentido, nosotros emitimos un posicionamiento y yo espero que así lo atiendan los diputados porque si no, el problema va a ser el que puedan nombrarlo con toda la legalidad, pero que en la práctica la sociedad no lo va a reconocer, no lo va respetar y le va a generar un problema nuevamente al estado.

—¿A qué le atribuye la intención de buscar reelegirse por tres periodos consecutivos?

—Pues eso demuestra que sólo buscan sus propios intereses, fue una intentona porque dijimos que eso ya se había legislado, ya se había hecho la modificación Constitucional de que solamente podría haber una sola reelección, entonces eso fue una intentona de pretender ampliar el periodo de su permanencia en el Congreso con el supuesto de que así podrían aprender más y tener más tiempo para hacer mejores iniciativas y demás, y la verdad es que eso es mentira, porque sólo es para seguir viviendo de ese presupuesto y también lo que decíamos es que los partidos deben elegir a gente que tenga la capacidad para ya llegar a entender y a operar dentro del Congreso, no a ver si aprenden en ese momento y yo creo que sí ha sido una lucha más bien de tipo personal y de grupos.

—¿Considera que hubo alguna diferencia entre los Poderes del estado?

—Desafortunadamente la famosa consigna de que podría ser un gobierno del cambio o podría ser una diferencia entre Poderes pues no se ha dado, tanto en esta Legislatura como en la anterior porque no ha habido debate Legislativo, a pesar de que en este Congreso hay una gran mayoría de diputados opositores, por decirlo de alguna manera, al Poder Ejecutivo, pues no ha sido para nada opositora; es decir, no que sea confrontativa porque no pensamos eso, lo que queremos realmente es que se cuestione si es correcto el endeudamiento, si es correcta una iniciativa de ley que se envía, si es correcta la propuesta de un nombramiento, que se debata, pero no; es una tristeza ver en el último informe que presentó el gobernador en el Congreso que entre los representantes de todas las fracciones parlamentarias no hubo un solo reclamo, más bien hubo una serie de aplausos que fue una rendición del Poder Legislativo al Ejecutivo y tan es así que ahí están los videos y hasta las lágrimas le sacaron al gobernador de felicidad por esas alabanzas y entonces, eso da una idea de la realidad de este Poder Legislativo en este periodo.

—¿Considera que les faltó ética y muchas veces actuaron fuera de la ley los diputados?

—Así es, de hecho hay leyes que han aprobado a las que la Suprema Corte de Justicia les ha solicitado su modificación, sobre todo en temas de ecología, de desarrollo urbano, de planeación urbana, todos estos temas de ordenamiento, etcétera, creo que han sido sólo para ir buscando su propio interés. No niego que ha habido, sí, algunos destellos de algunas modificaciones que se han hecho, sobre todo en materia de protección a los niños y a las mujeres, pero digamos que apenas es un 10% de la actividad que han desarrollado lo rescatable.    

—Con este panorama, ¿cómo considera que pasará a la historia la XVI Legislatura?

—Que perdieron la gran oportunidad de enderezar el rumbo de un Poder en el estado, tuvieron toda la oportunidad para hacer, para pasar con una gran diferencia de las Legislaturas anteriores y lo perdieron, tan es así que yo creo que a muy pocos de los diputados que están actualmente sus propios partidos los van a considerar en un proyecto de reelección.

—Por último, ¿cuál es el panorama que tienen sobre el proceso electoral?

—Desafortunadamente, cada vez más las contiendas electorales casi casi pasan a ser noticia de nota roja, cuestiones de guerra sucia pero con muchas bases y fundamentos que no llevan a que la gente confíe en los prototipos de políticos que están surgiendo, creo que por una parte qué bueno que los periodos de campañas se acortan para evitar tener este tipo de situaciones de tantos señalamientos que no ayudan a nadie, no ayudan a la sociedad, eso en la parte de manera general. En el caso de los diputados, pues estamos atentos y alertas para ver a quiénes eligen para que en función de eso, el Observatorio haga una revisión de sus currículos para darlos a conocer a toda la ciudadanía para que sepa en cada distrito a quiénes están proponiendo por cada partido y cuál es su antecedente, para que tomen la mejor decisión el momento de emitir su voto.

*****

¿Qué es el Observatorio Legislativo?

  • El Observatorio nació a principios del 2016, es decir, están próximos a cumplir seis años de actividad y se conformó como una asociación civil que se llama Observatorio Quintana Roo A.C. que estaba integrado en ese momento por varios presidentes de organismos civiles, empresariales que querían tener una visión de lo que sucedía en el estado desde un punto de vista objetivo, con datos duros y ver cuál era la función que cumplía cada uno de los Poderes del Estado, el Judicial, Ejecutivo y el Legislativo.
  • El primer objetivo fue el Congreso, porque es un Poder que no se considera muy frecuentemente como algo importante, porque casi todo se le atribuye al Ejecutivo, cuando es en el Legislativo donde se hacen las leyes, se hacen los nombramientos, se aprueban presupuestos, es decir, se hace toda una revisión y estructuración de la parte normativa de la sociedad, del gobierno y ciudadanos.
  • Al iniciar de lleno con los trabajos de revisión del trabajo de la XV Legislatura, de ahí se les quedó el nombre comercial, por así decirlo, de “Observatorio Legislativo”, pero también hacen el análisis de lo que sucede en los municipios y en el gobierno del estado.
  • No obstante, han dejado un poco rezagado el análisis del Poder Judicial porque ha sido muy abundante el trabajo que se ha generado en los otros dos Poderes, están al pendiente de cada tema y al ser una Asociación Civil constituida, les ha generado tener una gran aceptación de los ciudadanos y el apoyo de los medios de comunicación.

Galería