Testigo protegido señaló al hoy secretario de Seguridad de CDMX de recibir 200 mil dólares mensuales del grupo delictivo para permitirles operar en Guerrero

AGENCIAS

MÉXICO.- De acuerdo con la declaración de un testigo protegido a la Fiscalía General de la República, el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch recibía, en el año 2014, 200 mil dólares mensuales de parte de cártel Guerreros Unidos con la finalidad de que les dejara operar en el estado de Guerrero.

En el 2014, García Harfuch era coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal en Guerrero y, de acuerdo con el testimonio, permitía operar a Guerreros Unidos en la región, a cambio de fuertes sobornos. García Harfuch era importante para el cártel porque “estaba bien conectado” en la Sedena y con la Policía Federal, dijo el testigo, apodado “Juan” para proteger su identidad, de acuerdo con el diario Reforma que tuvo acceso a la declaración, que forma parte de las investigaciones del asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En respuesta, el funcionario capitalino dijo, por medio de su cuenta de Twitter y en entrevista con Ciro Gómez Leyva, que niega “categóricamente” la veracidad de lo dicho por el testigo y deploró que Reforma diera tanto peso a “las declaraciones dolosas hechas contra mi persona por un delincuente”.

En su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que dicha información es real y se encuentra en el expediente de la Fiscalía General de la República (FGR), mientras que la investigación del caso Ayotzinapa sigue abierta.

El presidente afirmó que cada vez es más claro que la “verdad histórica” sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos fue fabricada, pero lamentó que un “pacto de silencio” no permita avanzar en esa investigación que consideró “de Estado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí