Venden rodaja de pepino pegada al techo como “obra de arte”

AGENCIAS

SYDNEY.- En 2019, el artista italiano Maurizio Cattellan sorprendió al mundo con su obra ‘Comediante’: una banana pegada a la pared con una cinta, que se vendió en 120 mil dólares. La noticia causó conmoción en las redes y miles de personas fueron a ver la exhibición en el museo.

Ahora tenemos un caso acaso más tonto. Se trata de ‘Pickle’, del artista autraliano Matthew Griffin, que consiste en una rodaja de pepinillo de McDonald’s pegada al techo, sostenida únicamente con el cátsup de la hamburguesa.

La obra tiene un precio de seis mil 260 dólares, y al comprador le costará otros 2.78 dólares comprar otra hamburguesa con queso. La institución, o el coleccionista que la posea, recibirá instrucciones sobre cómo recrear el arte en su propio espacio.

Algunos aficionados se deleitan con la obra definiéndola como “genial” y “brillante”; otros la han calificado de “imbécil”.

Griffin es famoso por incluir humor en sus obras de arte, y con ‘Pickle’ lo que busca es un “gesto provocador” deliberado para cuestionar lo que tiene valor.

“Por lo general, los artistas no son los que deciden si algo es arte o no. Si algo es valioso y significativo como obra de arte es la forma en que colectivamente, como sociedad, elegimos utilizarlo o hablar de él”, dijo Ryan Moore, el director de Fine Arts, Sydney, que representa a Griffin.