Vacuna “Patria”, atascada en la fase 2

MÉXICO.- La fecha de la aplicación masiva de la vacuna mexicana contra COVID-19, Patria, aún es una interrogante. Los altos índices de inmunización, la carencia de más recursos para estudios clínicos masivos, el surgimiento de nuevas variantes como ómicron y la falta de experiencia en el desarrollo de vacunas ha jugado en contra del desarrollo del biológico nacional en el tiempo que la pandemia lo requería, advierten especialistas.

En abril de 2021, la directora del Consejo de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, declaró que tras superar los estudios preclínicos en ratones y cerdos iniciarían las pruebas en humanos. “Si todo sale como esperamos, tendríamos al final de este año una vacuna mexicana”, declaró.

Sin embargo, el proyecto sigue aparcado en la fase 2, a la espera de reunir a voluntarios con los requisitos necesarios para avanzar en los ensayos clínicos.

La directora del Conacyt reconoció en una conferencia, a fines de abril, que se ha rechazado a tres de cada cuatro voluntarios debido a que no cumplen con los niveles de anticuerpos requeridos. Antes de la llegada de la variante ómicron, el índice de rechazo era de un 50%, pero conforme se fueron dando avances en la vacunación, los niveles de rechazo subieron considerablemente, ya que es más difícil encontrar personas con ese nivel de anticuerpos.

La vacuna, desarrollada por el laboratorio privado Avimex, utiliza la tecnología proveniente de la Escuela de Medicina Icahn en Monte Sinaí (Nueva York) y la proteína HexaPro de la Universidad de Texas, en Austin y ha requerido un desembolso de 150 millones de pesos del Gobierno federal.

El infectólogo Alejandro Macías opina que parece una buena vacuna, pero destaca que no se han completado los estudios para asegurar su seguridad y eficacia. “Lo ideal es que la vacuna hubiera estado a tiempo para aplicarse durante la pandemia, pero aquí lo que se pretende es disponer de una plataforma para el desarrollo de vacunas que pudieran tener al país en mejor posición para responder a pandemias futuras”, declara. (Con información de El País)