Una nueva realidad

Nada volverá a ser igual tras la crisis por la pandemia de covid-19, y el sector turístico de Quintana Roo deberá encontrar las estrategias más adecuadas para reinventarse y partir desde cero, en un mercado muy distinto al actual, donde persistirá por largo tiempo el temor a la enfermedad

JENNIFER AGUILERA

Tras la emergencia ocasionada por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19, cuyo final aún se mira muy incierto y distante, difícilmente se podrá hablar de un retorno a la normalidad; de hecho, el mundo entero se verá ante una nueva realidad, y el sector turístico de frente a una situación inédita, al modificarse sustancialmente los hábitos de viaje por el temor a la enfermedad que prevalecerá por largo tiempo, por lo que se verá en la necesidad de reinventarse y encontrar nuevas estrategias para salir adelante, coinciden representantes de la iniciativa privada y gubernamentales.

Esperanza en el futuro,

pero mucho por hacer

La pandemia dejará en Quintana Roo una profunda reflexión y enseñanza, al ser un estado que depende al cien por ciento de la actividad turística y hoy es el más afectado en todo el país, algo que debieron ver las autoridades federales, por lo tanto debe de haber una pronta recuperación sin exponer la salud de nadie, consideró Carlos Constandse Madrazo, vicepresidente de Grupo Xcaret.

Carlos Constandse Madrazo

Declaró que dentro del Grupo Xcaret se tiene el mejor de los ánimos, esperanza, fe y confianza, tanto que se tomó la decisión de abrir las puertas del hotel el 1 de junio y los parques se abrirán poco a poco y de acuerdo a las reservaciones de los visitantes.

Consideró que llegó el momento de reinventarse en todos los sentidos, empezando por la publicidad para invitar a los turistas a visitar el Caribe Mexicano, a los cuales no se les podrá ofrecer el concepto “libre de covid-19” –como planea la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres–; es comprensible que después de todo esto la gente tenga miedo de salir y de ahí la necesidad de enfrentarlo de la mejor forma para que todo salga bien, opinó.

También habrá entre las personas que decidan viajar algunas que puedan presentar problemas de salud como obesidad o cardiopatías, a las cuales no se les puede decir que no viajen, y si deciden visitan los parques del grupo, se les invitará sutilmente a realizar otro tipo de actividades, con el único fin de cuidar de ellos.

Aseveró que tienen claro que no es una decisión sólo de los empresarios, ni de los mexicanos: es una situación de índole mundial que depende de muchos factores, tales como la economía, la salud física y mental, la seguridad, las medidas que se tomen en cada país, los aeropuertos de origen y de destino, entre otras circunstancias que ayuden a garantizar el control de la pandemia, ya que no se puede asegurar que se ha erradicado por completo la covid-19, y así reanimar poco a poco la actividad turística.

 

Xcaret prepara su reapertura el 1 de junio

De hecho, aunque han tomado la decisión de abrir el 1 de junio, sostendrán una reunión el 15 de mayo para analizar la situación de Quintana Roo con relación a la enfermedad, ya que se dice que las próximas dos semanas serán las más críticas para la entidad, debido a que la población local que se contagió podría presentar los síntomas durante ese lapso, y si el panorama no es el adecuado existe la posibilidad de cambiar la fecha de reapertura para el 15 de junio, con el fin de cuidar a los visitantes.

Carlos Constandse subrayó que no es la primera vez que Quintana Roo se levanta desde cero, lo ha hecho antes, cada vez que se presenta un fenómeno natural de especial severidad, por lo que están con el mejor ánimo, aunque tienen muy en claro que nunca antes en la historia habían enfrentado una situación como la generada por la pandemia, que obligó al cierre de hoteles, líneas aéreas, empresas y a aislar a la gente en sus casas con miedo a salir, de ahí la necesidad de reinventarse.

Recordó que Quintana Roo cuenta con más de 120 mil cuartos hoteleros a lo que se suman unos 30 mil más en rentas por medio de plataformas como Airbnb, por lo cual no será nada fácil llenarlos partiendo desde cero, y de inicio se van a tener muy pocas llegadas en los aeropuertos, que calcula cuando mucho en unas 50 al día en comparación con las 500 que antes se tenían en épocas buenas.

Dijo que el sector está trabajando en coordinación constante con el gobernador Carlos Joaquín González, así como con las titulares de las secretarías de Turismo y Salud, quienes les han ayudado a enfrentar la pandemia y brindado una ampliación de plazos en cuanto a los pagos de impuestos estatales. Lo lamentable, opinó, es el gobierno federal, que se ha mostrado poco abierto al diálogo, aunque reiteradamente han aclarado que no esperan exenciones de impuestos, pues saben que es su obligación pagarlos, sino solamente una prórroga.

Flight passengers wear face masks at a check-in of Chinese airline Air China on January 30, 2020 at the airport in Frankfurt am Main, western Germany. – Germany’s flagship carrier Lufthansa said on January 29, 2020 it was cancelling all flights to mainland China until February 9, 2020, as fears mount over the deadly coronavirus. (Photo by Boris Roessler / dpa / AFP) / Germany OUT (Photo by BORIS ROESSLER/dpa/AFP via Getty Images)

Declaró que no es posible comparar los destinos de Quintana Roo con ciudades industrializadas como Monterrey, en donde la riqueza de muchos de los empresarios procede de generaciones que datan de cientos de años, aquí estamos hablando de turisteros de hace 50 años o menos, por lo tanto la mayoría sigue consolidándose y reinvirtiendo sus utilidades.

Y aunque se señala a Quintana Roo como una entidad que ha demostrado recuperarse rápidamente de los embates de la naturaleza, como los huracanes, las autoridades no consideran el esfuerzo que se hace cada año en el pago de seguros, que supera los 300 millones de dólares, de hecho algunos cubren la infraestructura y hasta los salarios; además de que llegado el momento, muchos de los trabajadores se “ponen la camiseta” y dejan de ser jefes de compras, meseros o jardineros para volverse personal de limpieza, de recolección de escombros o albañiles, con el único interés de recuperar lo más pronto su fuente de trabajo y la posibilidad de seguir recibiendo un sueldo.

Se dice fácil, pero son gastos e inversiones que los empresarios deben tener en cuenta en un destino aún joven, que ha logrado un gran desarrollo en poco tiempo, por lo que no pierden el ánimo, la fe, la esperanza y la tenacidad, para reencontrarse y reinventarse, con una nueva forma de impulsar el turismo en el Caribe Mexicano, aseveró el vicepresidente de Grupo Xcaret.

Preparan reapertura

Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo de Quintana Roo, explicó que en la dependencia se ha establecido una estrategia en torno a la emergencia por la covid-19 dividida en cuatro fases:

1. Ayuda a los visitantes para regresar a su país de origen.

2. Atención a las empresas para evitar los despidos de los trabajadores.

3. Preparación para la apertura.

4. Apertura.

La titular de Sedetur dijo que la cantidad de turistas en el destino es mínima ya que paulatinamente se ha logrado regresar a la mayoría que permanecían varados a sus lugares de origen, de hecho, apenas esta semana arribó una aerolínea de Argentina por sus connacionales.

Marisol Vanegas Pérez

En la fase dos se colaboró muy de cerca con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), se ofrecieron prorrogas en el pago de impuestos a los empresarios, se firmaron acuerdos para que mantuvieran a sus colaboradores y buscaran opciones como días solidarios, vacaciones, entre otras acciones para no recortar a su personal, y en los casos de las empresas que no fueron solidarias se abrieron todos los canales a los trabajadores para denunciar las anomalías en la institución correspondiente.

Ahora en lo que más se trabaja es en la tercera fase, la preparación para la apertura. Explicó que lo que más se buscó fue no perder las reservaciones, sino reagendarlas; por ejemplo, en el ramo del turismo de bodas, las nuevas fechas son para los meses de octubre, noviembre, diciembre e incluso el próximo año, lo mismo ha sucedido con grupos y convenciones, las reservaciones de abril y mayo fueron cambiadas para septiembre y octubre, lo que representa una gran posibilidad para la reactivación del destino.

Además, también se trabaja de cerca con el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), que está monitoreando cómo va la situación en cada uno de los países que representan un mercado de origen para Quintana Roo, tales como Estados Unidos y Canadá, así como con las líneas aéreas y tour operadores de cada segmento del turismo.

“Sé que Darío Flota, titular del CPTQ, ya cuenta con varias estrategias de promoción que irá dando a conocer, para contar con los mecanismos de seguridad adecuados y que poco a poco con el pasar de las semanas se regrese a la normalidad de cada empresa”.

Asimismo, el próximo 15 de mayo se ofrecerán capacitaciones estratégicas para la reapertura a todas las empresas del sector turístico, en donde otorgarán certificaciones, todo con la intención de que estén preparados para impulsar al sector, en especial para las medianas y pequeñas empresas.

Reconoció que este periodo no ha sido fácil y ha resultado muy intenso, en el tema del trabajo coordinado entre las instituciones del gabinete del Gobierno del Estado, así como con los hoteleros, agencias de viajes, tour operadores y demás empresarios del sector, todo con el mejor ánimo para salir delante en cada etapa.

La nueva realidad

El coronavirus dejará ver cambios muy visibles en el tema turístico, como los viajes con pocas personas, aeropuertos con muchas medidas sanitarias que empezaran a ser permanentes, con la finalidad de que los vacacionistas se sientan seguros, el turismo masivo es lo que irá cambiando, dijo Julio César Rascón, presidente de la Asociación Nacional de Touroperadores de México (Antomex).

Julio César Rascón

El futuro del turismo iniciará a partir de que la gente pueda salir de sus casas tras el paso de la emergencia sanitaria, pero con muchas precauciones para prevenir contagios.

Por lo tanto, ahora el turismo será más local, nacional, austero, sustentable, tecnológico y de grupos pequeños, una propuesta diferente, tanto por la crisis económica derivada de la pandemia, sumada a la disminución en la disponibilidad de viajes internacionales y el temor de la gente, que aún persistirá.

Señaló que sería conveniente crear nuevas rutas turísticas, y los lugares más confiables serán las pequeñas comunidades, así como los viajes con grupos reducidos de amigos y familiares, que darán la seguridad a los turistas.

*****

Buscan certificación “Covid Free”

La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres busca que el Caribe Mexicano sea el primer destino de México certificado como Covid Free (Libre de Covid), dijo su presidente, Roberto Cintrón Gómez.

Para ello, con el apoyo de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), cabildea el tema a nivel federal, para impulsar la creación de esa nueva certificación, que sería otorgada por las Secretarías de Salud y de Turismo, y que sería una importante herramienta de promoción para atraer al turista que aún tenga miedo de viajar, siguiendo los pasos de otros países de Europa, como España, donde el sector turístico trabaja en una iniciativa similar.

Tenemos que apurarnos. La idea es que los hoteles aquí, abran el 1 de junio, de conformidad con la fecha de reactivación que dio el Gobierno federal, si es que esa fecha se mantiene y hay condiciones, dijo Cintrón.

Reconoció que el tema no es sencillo, pues la recuperación de la industria turística local depende en buena medida del restablecimiento de los mercados emisores, principalmente Estados Unidos y Canadá, que representan el 43% de los visitantes al Caribe mexicano, por lo que encaminarán la estrategia, de entrada, al mercado nacional, aunque están conscientes de que el inicio será muy limitado. (Redacción)

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario