BUENOS AIRES.- Por primera vez en más de cien años, una pareja de guacamayos rojos ha tenido pichones en libertad en el Parque Nacional Iberá, un área protegida de 708 mil hectáreas en la provincia de Corrientes, de donde estos animales desaparecieron hace más de un siglo, dijo la fundación Rewilding Argentina, organización responsable de la reintroducción del guacamayo rojo en su hábitat natural, lo que se espera contribuirá a la recuperación de los bosques nativos de la región, puesto que al comer frutos y dispersar semillas por el suelo ayudan al buen funcionamiento del ecosistema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí