UN PIERCING LE COSTÓ EL HÍGADO

0
8

Una infección en la nariz que se extendió le dañó a tal grado que fue necesario trasplantarle un nuevo órgano

AGENCIAS

NUEVA YORK.- Dana Smith, una neoyorquina de 37 años, tuvo que recibir con urgencia un trasplante de hígado luego de que este le dejara de funcionar debido a la extensión de una infección provocada por una perforación en la nariz.

De acuerdo a información de medios locales, Dana Smith se realizó una perforación en la nariz en noviembre, pues buscaba poner una bella piedra en la punta del piercing.

Sin embargo, debido a la perforación desarrolló una infección que en un inició le causó dolor de estómago y pérdida del apetito, síntomas que relacionó al Covid-19, aunque debido a la pandemia, ir al hospital no le parecía buena idea. No obstante los síntomas empeoraron, y se sumó que ya no podía retener agua e incluso comenzó a vomitar sangre.

Tras ello, valoró que lo mejor era ir al hospital para ser tratada y diagnosticada, por lo que el 12 de enero, le pidió a su hermana que la llevara al Long Island Jewish Medical Center, donde le diagnosticaron necrosis masiva en el hígado, un padecimiento que normalmente está relacionado con el exceso de consumo de bebidas alcohólicas o drogas.

Tras ser trasladada al Hospital de la Universidad de North Shore, se le indujo a coma mientras se buscaba un donante de órgano, lo que se consiguió luego de 48 horas.

El 17 de enero finalmente recibió un hígado sano, que le permitiría continuar con su vida cotidiana.

Nueve días después de ser hospitalizada, Dana Smith finalmente fue dada de alta, y hoy comparte su historia para que las personas que sientan algún malestar no tengan miedo de ir al hospital durante la pandemia, pues eso le salvó la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí