Un día histórico

Este 9 de marzo se inserta como un parteaguas en la memoria de México, ante el reclamo impostergable de las mujeres para poner freno a la violencia de género y los feminicidios, cuya incidencia en todo el país –y Quintana Roo no es la excepción– crecen como un monstruo imparable

JENNIFER AGUILERA

CANCÚN.- Sabemos que los hombres también sufren violencia; sin embargo, históricamente la violencia en contra de las mujeres ha sido invisibilizada y perpetuada a lo largo de las décadas, lo que ha conducido a una situación de literal hartazgo, que este año han desembocado, además de la celebración de marchas durante el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un inédito paro nacional denominado ¡El nueve ninguna se mueve! #Un día sin nosotras, en busca de visibilizar la importancia de las mujeres en la sociedad, que sea reconocido el incremento de la violencia cometida en contra de ellas y exigir al gobierno medidas efectivas para frenar la ola de feminicidios, abusos y acosos contra las mujeres en espacios privados y públicos.

Vanesa González-Rizzo Krasniansky

Vanesa González-Rizzo Krasniansky, vocera de los 20 colectivos convocantes a la marcha del 8 de marzo, aseveró que en Quintana Roo se maquillan las cifras de la violencia en contra de las mujeres, por la presión que ejerce el gobierno para no aparecer como un foco rojo, en especial porque le afecta a la industria del turismo.

Sin embargo, aseguró, a nivel nacional Quintana Roo ocupa el segundo lugar en número de denuncias telefónicas de violencia sexual en contra de mujeres y niñas, siendo el municipio de Solidaridad el lugar con más casos, seguido de Benito Juárez.

Además, se han elevado los casos de feminicidios, en especial en las ciudades del norte del estado, tales como Playa del Carmen, Cancún y Tulum. Apuntó que en el 2017 se registraron 28 asesinatos en contra de mujeres, en el 2018 fueron 33 y el 2019 mataron a 47 de ellas, para dar un total de 108 casos en los tres años, de los cuales sólo 16 fueron catalogados como feminicidios.

En lo que respecta a la violencia de género, indicó que el año pasado se recibieron tres mil 850 llamadas de auxilio por violencia ejercida contra mujeres, de las cuales el 12% tienen alrededor de 20 a 29 años de edad.

Recalcó que los 20 colectivos participantes en la marcha del 8 de marzo, que partiendo de Malecón Tajamar recorrió las principales avenidas del centro de la ciudad hasta la “glorieta del ceviche”, repudian la violencia que viven las mujeres en el estado y el país, siendo lo más lamentable la persistente impunidad, pues a pesar de las denuncias los sistemas de justicia están rebasados y poco sensibilizados, sometiendo a las mujeres a una doble victimización, al ser maltratadas, acosadas, hostigadas y violentadas una vez más por parte de las autoridades.

Violencia, como una epidemia

Como el necesario seguimiento a una lucha histórica para que sean reconocidos los derechos de la mujer, que dio paso a la conmemoración del “Día Internacional de la Mujer”, las feministas de 20 colectivos en Cancún convocaron a participar en la megamarcha, afirmando que salen a las calles a demandar un alto a la impunidad que rige en el estado, así como contra la desigualdad de género en todas sus vertientes, como la brecha salarial, la discriminación y violencia sexual.

Cabe destacar que esta es la primera vez que a nivel nacional se unen todos los colectivos feministas, que convocaron a las mujeres a salir a las calles y vestirse de negro con un pañuelo morado, para simbolizar el luto nacional que padecen, ya que el género femenino enfrenta una literal “epidemia” de violencia en México, visibilizada con los casos –recientes más lamentablemente no únicos– de los brutales asesinatos de Fátima e Ingrid, en medio del fracaso de las autoridades y sus políticas públicas.

En Cancún se contó con la participación de más de mil participantes que salieron del malecón Tajamar, caminaron por las avenidas Bonampak y Tulum, para concluir en la glorieta del Ceviche. El contingente fue dividido por grupos, primero las víctimas de violencia, después familiares de las víctimas, seguido por mujeres con sus hijos e hijas y personas con alguna discapacidad, atrás las féminas en general y de la comunidad LGBTTIQA+, y el último grupo fueron los hombres que decidieron acompañarlas en su reclamo de justicia.

¡El nueve ninguna se mueve!

El hartazgo colectivo de las mujeres mexicanas alcanzó este año su punto de mayor efervescencia con la celebración de un paro nacional, cuya convocatoria cobró fuerza a través de las redes sociales, abanderado principalmente por el colectivo veracruzano Brujas del Mar, en la cual se invitó a todas las mujeres a detener sus actividades por un día. A ese pronunciamiento en Cancún se sumaron universidades, centros deportivos, empresas, instituciones de gobierno y alguno que otro hotel.

Ana Priscila Sosa Ferreira

Ana Priscila Sosa Ferreira, rectora de la Universidad del Caribe, dijo que se sumaron al pronunciamiento del 9 de marzo con el objetivo de promover y concientizar a toda la población en torno a la violencia que se ejerce en contra de las mujeres, desde diversos ámbitos, así como la vulnerabilidad y el riesgo que existe para ellas, con la conciencia de que la única forma de resolver el problema es a través de la labor en conjunto, entre sociedad civil, empresarios y gobierno.

Destacó que hace algunos años una alumna de la Unicaribe fue víctima de un feminicidio, lo cual ocasionó en toda la comunidad un gran dolor y miedo al percibir el riesgo en que se encuentran, tanto que ahora los autobuses de las rutas de transporte público a partir de las 20 horas entran a la universidad a buscar a los estudiantes, con la finalidad de protegerlos y que se sientan seguros.

Crisis humanitaria

La violencia contra las mujeres deriva de la desigualdad de género, un desequilibrio de derechos y oportunidades ya que los estereotipos y roles de género colocan a las niñas y mujeres en una situación de subordinación y discriminación, al grado de que los feminicidios en el país ya alcanzan la magnitud de una “crisis humanitaria”, de acuerdo con Rita Canto, integrante del Sistema Nacional de Investigadores. “La mayoría de los casos en México son cometidos por las parejas de las víctimas. Estamos frente a situaciones de tortura que rebasan cualquier imaginario posible. Son crímenes de Estado, porque un Estado que no hace prácticamente nada por paliar la situación; genera un sentimiento de completa impunidad y, en ese sentido, todo feminicidio en México es un crimen de Estado para nosotras”, sostiene.

¿Cuántas mujeres mueren al día o son víctimas de violencia?

Cabe señalar que el 52 por ciento de la población en México son mujeres, y de acuerdo a la ONU en promedio al día 10 son víctimas del feminicidio, una de las cuales es niña, ocho de cada 10 mujeres se sienten inseguras y la mayoría han sido agredidas.

AÑO FEMINICIDIOS

2015 411

2016 602

2017 741

2018 891

2019 976

De acuerdo con las estadísticas de los últimos anos, el máximo número de feminicidios en un mes se registró en noviembre de 2018, con 98 casos.

Desde el 2015 a la fecha se suman tres mil 578 feminicidios, y tan sólo de de enero a octubre del 2019 se registraron 833 casos, de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Veracruz es considerado el estado más peligroso para las mujeres, seguida por el Estado de México.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las mujeres son las principales víctimas de delitos sexuales; en el 2017 la tasa de este delito fue de dos mil 733 por cada 100 mil mujeres, cifra mayor a la tasa del 2016 que registro mil 764.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) indica que el 64 por ciento de las mujeres vive violencia severa a muy severa ejercida por sus parejas, esposos, exnovios y exesposos, entre las agresiones se registran jalones, golpes, patadas, intentos de asfixias, estrangulamiento, agresiones con armas de fuego y abuso sexuales.

Más cifras alarmantes: en el 2016 el INEGI estimó que cada mujer perdió 29.7 días de trabajo remunerado a causa de la violencia doméstica; Amnistía Internacional entrevistó a 100 féminas detenidas, de las cuales 33 denunciaron haber sido violadas durante el arresto, en especial por gente de la Marina, Policía Municipal y Policía Estatal, el 72 por ciento sufrió manoseo; las lesbianas, bisexuales y transgénero, al momento de la detención corren un mayor peligro al no adaptarse a las normas de feminidad.

Defensa Urbana Km 0

Con la intención de ayudar a las mujeres de Cancún, un grupo de cuatro amigos decidieron unirse en el mes de octubre del año pasado para impartir clases gratuitas de defensa urbana en el kilómetro 0, de 18 a 19:30 horas, dirigidas a niñas, adolescentes y mujeres, para que se puedan defender ante cualquier situación en peligro; hasta el momento han 250 personas han participado en la capacitación.

Feminicidio: Código Penal Federal

En el 2010 por primera vez se tipifica el delito de feminicidio, siendo los estados de Guerrero y Ciudad de México los primeros; en el 2012 se incluye en el Código Penal Federal, en el artículo 325, el cual indica que comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: I. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; II. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; III. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima; IV. Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza; V. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; VI. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; VII. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrán de cuarenta a sesenta años de prisión y de quinientos a mil días de multa.

Impulsan Ley Olimpia en Quintana Roo

Otra forma de violencia contra la mujer, la violencia digital sexual, llevó a la creación de la denominada “Ley Olimpia”, basada en el caso de una joven yucateca cuyo video íntimo fue difundido en redes sociales hace años, lo que motivó a que varias entidades legislaran al respecto.

En días pasados, la asociación civil Defensoras Digitales Quintana Roo y el Frente Nacional para la Sororidad presentaron ante el Congreso del Estado de Quintana Roo la propuesta, que plantea castigar con pena de dos a seis años de prisión a las personas que ejerzan violencia digital contra las mujeres.

Ambas asociaciones feministas pidieron a las instituciones competentes dar seguimiento a los casos de violencia digital sin revictimizar a las mujeres y niñas que sean víctimas de este tipo de agresiones en internet por medio de la citada ley, la cual ya está vigente en 19 estados del país.

Karen App

La aplicación para smartphones Karen App fue desarrollada por alumnos de la carrera de ingeniería de la Universidad del Caribe, cuyo objetivo es proteger a mujeres y hombres que están en una situación de agresión física.

El brutal asesinato de Karen, estudiante de la Universidad del Caribe, motivó una marcha ciudadana

Bautizada en memoria de Karen Carrasco, estudiante de la Unicaribe, quien tras 24 horas de desaparecida, fue hallada muerta en un área verde de Cancún en el 2015, está diseñada para detectar movimientos bruscos y gritos de la persona que tiene el teléfono, así que en caso de que sea jaloneada, empujada, corra, se caiga o grite la aplicación mandará una alerta a los cinco contactos que el usuario haya elegido al instalarla.

La aplicación, aunque desarrollada y ampliamente descargada desde el 2016, permaneció algún tiempo retirada del catálogo de la App Store de Android, debido a que la Universidad llevaba a cabo los trámites de marca registrada, necesaria para evitar que la autoría del código sea reclamada por alguna persona o empresa ajena a la institución, y mantenerla al servicio de la comunidad, sin fines de lucro. Los trámites se han concluido ya, y próximamente estará nuevamente disponible para su descarga, afirmó la rectora de la Universidad del Caribe, Ana Pricila Sosa Ferreira.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario