SALVADOR CANTO

 

A diferencia de otros años, ante los estragos de la pandemia de COVID-19 y la perspectiva de un empeoramiento de las cifras de contagios, las festividades decembrinas serán limitadas y austeras, más que por el tema sanitario por la difícil situación económica que enfrentan las familias

Con un incremento en los contagios por COVID-19 durante los últimos días y ante la perspectiva de que con la entrada inminente de la temporada de invierno la situación se podría complicar, las familias de Quintana Roo se preparan para celebrar de manera muy distinta a otros años las fiestas de Navidad y de Fin de Año, aunque en la mayoría de los casos serán limitadas y reducidas, más por cuestiones económicas que por el tema sanitario, el cual queda en segundo término pese a las recomendaciones oficiales.

Es claro que el coronavirus no se rinde, y a pesar de que se han hecho bastantes esfuerzos por disminuir su propagación, sobre todo en materia de prevención, en Quintana Roo los contagios no disminuyen y durante este periodo donde la temperatura baja en la región con el ingreso de la temporada invernal, existe la posibilidad de un mayor repunte  de infectados.

La Secretaría Estatal de Salud (Sesa) reportó hasta la segunda semana de diciembre un total de 14 mil 90 contagios, de los cuales los municipios de Benito Juárez, Othón P. Blanco y Solidaridad, registran la mayor cantidad de personas afectadas.

Ante ello, el propio gobernador Carlos Joaquín González admitió que la entidad cada vez se encuentra más lejos del color verde en el Semáforo Epidemiológico, derivado del relajamiento que se ha dado en la población, lo que no son buenas noticias, sobre todo por las posadas, fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Por ello, se exhortó a la prohibición y el cuidado de las fiestas en diciembre, pues insistieron en que el clima frio hace más peligroso al coronavirus y por eso se tienen que evitar las reuniones.

En ese sentido, las autoridades informaron que no están permitidas las posadas y las fiestas, por lo que se pidió evitar este tipo de reuniones, e incluso se advirtió que habrá teléfonos de denuncia para que la gente hable cuando haya una fiesta de este tipo, se pueda denunciar y poder llegar inclusive a multas si así se amerita.

 

Aunque no sea pavo, pero habrá cena

Es claro que esta Navidad tiene un sabor diferente. Si bien es una época en la que no sólo se mezclan la nostalgia y melancolía con la alegría, a diferencia de otros años es más latente la tensión causada por el problema sanitario que ha cobrado la vida de miles de personas en el país y en Quintana Roo, hasta el último reporte oficial van mil 970 defunciones por el COVID-19.

Sin embargo, muchas familias consideran que a pesar de las circunstancias, también es momento de hacer balances y desde luego, es inevitable sentir frustración o impotencia por lo que no se hizo, lo que no se logró, lo no vivido y lo que no pudo ser.

Diversos ciudadanos cancunenses comentaron que si bien la situación de contagios a causa del COVID-19 no para en la entidad, estas fiestas decembrinas las van a celebrar hasta comiendo pollo rostizado a falta de pavo y otras viandas tradicionales, pues consideran que son fechas importantes para reunirse entre familias y amigos a pesar de lo difícil que ha sido el 2020.

“Debemos dar gracias a Dios porque estamos sanos y vivos aun con la pandemia, por lo que no debemos de dejar de celebrar estas fechas importantes para la familia y buscar mantener los cuidados sanitarios”, consideró la señora Araceli Capetillo, de la región 239 de Cancún.

Es importante reconocer que la Navidad es un momento que intensifica la pena porque se van a encontrar personas celebrando en “modo alegría”, y eso chocará con quien está en duelo por la pérdida de algún ser querido, no sólo por el coronavirus, sino por cualquier otra circunstancia, lo que hará que su aflicción sea más fuerte que en otras fechas.

En ese contexto, cada familia tiene una versión única y singular de lo que ha sido la pandemia; pero hay una sensación común que sintetiza lo ocurrido este 2020 y es la de pérdidas de toda clase: laboral, de ingresos, de oportunidades, de libertad, de relaciones sociales y la más temida e inalterable de todas, la de seres queridos.

Con un gasto promedio estimado entre los 500 y 800 pesos, muchas familias de cuatro integrantes consideran celebrar la Noche Buena y Navidad, si es que no salen de su domicilio.

Dicha cantidad esperan que les alcance para dos pollos rostizados, unos refrescos, panes, tortillas e incluso algunas cervezas para pasar un momento ameno entre ellos.

Otros más ya tienen planes de reunirse con familiares y amigos en un domicilio particular para estas fechas y sus gastos podrían ser similares o incrementarse hasta los mil o mil 200 pesos, porque en algunos casos lo aportarían en efectivo y otros llevarán alimentos preparados o artículos con los que les haya tocado contribuir para la fiesta.

 

Pese a recomendaciones, la Canirac espera buena actividad

De acuerdo con Marcy Bezaleel Pacheco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, el tema de la pandemia aún sigue causando estragos en el sector y la reactivación económica no ha sido la esperada.

Sin embargo, considera que a pesar de que no se podrán realizar posadas a lo grande com

o cada año, existe un “pacto” con las autoridades para permitir que en los restaurantes, con una operación al 60%, se puedan tener reuniones con mesas de no más de 10 comensales.

“Firmamos un pacto con el gobernador del Estado debido a que se han incrementado los contagios en Quintana Roo, más en el sur que en el norte, pero lo que vamos a hacer es que no habrá las posadas multitudinarias como cada año, pero sí consideramos que se hagan posadas y cenas navideñas con no más de 10 personas en cada mesa y con todas las medidas sanitarias, pues no podemos abonar a que sigan los contagios”, comentó.

Recalcó que “tenemos que tener una reactivación económica responsable y se firmó este pacto con el gobierno del Estado y en conjunto con las autoridades de los tres niveles apoyándonos; obvio sí sabemos que la parte de los restaurantes nos pega mucho con un 60% de operación y la reducción de estas fiestas que por lo regular, año con año nos benefician”.

En cuanto al estatus operativo, el líder restaurantero fue claro al explicar que van a seguir con el 60%, pues “no hemos llegado a un equilibrio en los restaurantes, pero esperamos recuperarnos con una economía más estable para estos próximos días con un 75 u 80% en la zona centro, en tanto que la zona turística estaremos a un 89 y 95% con el 60% que tenemos autorizado en ambos casos dentro del Semáforo Epidemiológico”.

Los costos de una cena de navidad en restaurantes del centro oscilan entre los 400 y 700 pesos por persona, y en la zona hotelera van desde los mil 200 hasta los 2 mil pesos por persona, dependiendo del lugar y el tipo de comida que elijan.

Preocupa  aumento de solicitud de tanques de oxigeno

El director de Salud Municipal, Joaquín Barajas Pérez, dio a conocer que han aumentado las solicitudes de ayuda para conseguir un tanque de oxígeno para enfermos de COVID-19 en las últimas semanas y es probable que esto incremente ante la entrada de la temporada de invierno que genera que la temperatura baje aún más, ya que ello podría disparar los contagios de coronavirus y más aun porque hay personas que no cumplen con las mínimas medidas sanitarias, lo que es preocupante.

Destacó que al día se recibe por lo menos una llamada ciudadana, por lo que podría considerarse que hay personas enfermas que están prolongando su estadía en casa, en lugar de acudir a los hospitales.

La Sesa dio a conocer que para la zona norte el Semáforo Epidemiológico Estatal se mantiene en color amarillo para lo que resta del año, debido al riesgo de contagio que mantiene una tendencia al alza, como resultado de un relajamiento de la gente que acude a las plazas comerciales, tiendas y mercados sin cumplir las medidas sanitarias.

 

Instalarán módulos para pruebas rápidas

Debido al aumento de casos de COVID-19, Sesa anunció la instalación de al menos 15 puntos para la aplicación de pruebas rápidas en los municipios donde más contagios se registran como son Solidaridad, Benito Juárez y Othón P. Blanco.

Alejandra Aguirre Crespo, titular de los Servicios Estatales de Salud, explicó que la entidad cuenta con un total de 10 mil reactivos, de los cuales dos mil serán de manera exclusiva para mujeres embarazadas por ser un sector de la población vulnerable, y el resto para personas que tengan alguno de los síntomas de la enfermedad.

En cuanto a la instalación de módulos móviles, en el caso de Cancún se prevé se coloquen en lugares donde se registra una mayor concentración de personas y uno de estos puntos son el emblemático Mercado 23, Plaza Las Américas, El Crucero, terminal del ADO, Plaza Cancún Mall, entre otros lugares aún por definir.

 

OMS exhorta a no dar abrazos ni besos

De cara a las fiestas de Navidad y Fin de Año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) exhortó a las familias no darse abrazos ni besos debido a que la pandemia aún no ha sido superada, pese a la existencia de vacunas en algunos países.

El director ejecutivo de la OMS, Michael Ryan, advirtió que por muy dura que sea la medida, que hay que evitar esos abrazos para evitar los brotes masivos que a estas alturas pueden ser brutales para muchos países.

Es importante destacar que la hotelería del Caribe mexicano sufrió recientemente un duro golpe con el anuncio de la Secretaría de Salud Federal de que 10 estados están en alerta de llegar a semáforo rojo, pues muchos retrocedieron a naranja, tal como le sucedió a Quintana Roo, donde había esperanzas de que Cancún y Riviera Maya tuvieran permiso para ocupar el 100% de sus cuartos con el semáforo verde esta temporada alta de Navidad.

 

Contagios de turistas en Tulum alarman también a Holbox

Con base en todo este esquema de festejos por las fiestas navideñas en medio de la pandemia por COVID-19 y el escándalo que recientemente generó una información respecto al contagio masivo de turistas que asistieron al evento Art With Me que se llevó a cabo en Tulum entre el 11 y 15 de noviembre pasado, empresarios de Holbox denunciaron que ahí no se respetan las medidas sanitarias en los bares y discotecas del destino.

Lo grave de ello es que para estas fiestas decembrinas existe la convocatoria para que asistan los turistas a dichos lugares sin que haya acciones adicionales en el tema sanitario y tampoco se ha hecho nada para atender el tema del incremento del ruido, pues la música que ahí ponen rebasa por mucho los decibeles permitidos, que después de las 10 de la noche debería de ser de 60 a 65.

 

*****

Recomendaciones de expertos en la salud para quienes celebrarán reuniones

 

De acuerdo con especialistas de la salud, una forma de evitar contagios de COVID-19 durante la temporada navideña 2020, es realizar una “burbuja de seguridad”:

* Evalúe los niveles de riesgo de forma individual: es importante considerar el nivel de riesgo de contagio que tiene cada persona, es decir, si se trata de un adulto mayor, si padece inmunosupresión, alguna comorbilidad como diabetes, sobrepeso u obesidad  o tiene una afección médica subyacente grave.

* Vacúnese contra la influenza: la intención es mantener el sistema inmunológico saludable y evitar cualquier tipo de enfermedad.

* Acuerde como punto de reunión: preferentemente en una casa privada donde sepa que se han seguido las medidas sanitarias correspondientes.

* Limiten su contacto con otras personas ajenas a su círculo cercano al menos dos semanas antes.

* Utilice siempre cubrebocas, caretas o protectores oculares.

* Realice un seguimiento diario de síntomas y la temperatura. Si presenta algún signo de COVID-19 o sospecha que lo padece, realice una prueba de PCR.

* Designe quién o quiénes serán los encargados de cocinar y abastecer insumos, procurando utilizar servicios de entrega a domicilio.

* Verifique las restricciones de viaje en caso de necesitar desplazarse.

* Mantenga disponibles desinfectante de manos, protectores faciales o gafas protectoras y cubre bocas.

* El lugar de reunión debe estar ventilado, abre puertas y ventanas si el clima lo permite, o utiliza un filtro que permita limpiar el aire.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí