Tribunal frena gasoducto en Mérida

MÉRIDA.- Molestos, pero principalmente temerosos de que cruce por su calle un gasoducto, vecinos de la colonia San Damián, ubicada en el poniente de la capital yucateca, presentaron una demanda de amparo que fue admitida en contra de las autoridades que permitieron la construcción de una tubería para gas natural.

Los quejosos afirmaron que nunca fueron informados sobre las consecuencias y riesgos del proyecto, y tampoco los tomaron en consideración para su construcción.

El juicio de amparo promovido por diversas familias es en contra de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como a las autoridades correspondientes por haber concedido permisos a la empresa conocida como “Engie”, cuyo nombre es Tractebel GNP S.A. de C.V.

Catorce meses después, el jueves 19 de mayo, el Tribunal Colegiado de Circuito resolvió conceder la medida cautelar de suspender las obras del gasoducto en lo que dura el juicio de amparo, informó la agrupación Kanán Derechos Humanos, que apoya en su lucha al Colectivo Defensores de San Damián, e invitó a las autoridades a acatar esta resolución lo antes posible, para garantizar que los derechos de quienes habitan en la zona no se vean anulados o corrompidos por un proyecto que, aseguraron, viola los derechos humanos.

A pesar de esta resolución, los vecinos de la calle 13 por 46  de nueva cuenta salieron a manifestarse al cerrar el acceso a la vialidad y colocar sillas a manera de valla, para evitar que, en su momento, sean sorprendidos por los trabajadores que construyen el gasoducto y que continúen las obras. (Punto Medio)