Ganan amparos comunidades de Yucatán asentadas en el tramo III, comprendido entre Calkiní e Izamal

AGENCIAS

MÉRIDA.- La jueza del Cuarto Distrito en el estado de Yucatán ordenó la suspensión provisional de obras en el tramo III del Tren Maya al admitir tres demandas de amparo presentadas por la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “Múuch’ Xíinbal” y el Colectivo Chuun t’aan Maya en contra de la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MÍA) otorgada por Semarnat a Fonatur.

La suspensión provisional estará vigente hasta que se dicte la suspensión definitiva en el juicio por los actos reclamados, fijada para emitirse entre el 22 y 26 de febrero.

En conferencia de prensa, abogados del Equipo Indignación, organización que lleva la defensa legal de los pobladores precisaron que las comunidades argumentaron que hubo violación al derecho a la información, puesto que las comunidades indígenas a las que pertenecen los quejosos no tuvieron acceso en ningún momento a los estudios derivados de la MIA y con ello se vulneró su derecho a la adecuada participación en las implicaciones e impactos ambientales del megaproyecto.

También se objetó la omisión de realizar una evaluación ambiental regional que incluya todo el estudio de los impactos del proyecto de forma integral y no seccionándolo por tramos.

Estas nuevas suspensiones se suman a las que diversas comunidades de la península y de Chiapas (al menos otras ocho) han obtenido en contra del Tren Maya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí