Tras masacre, urge Biden a mayor regulación de armas

El asesino de Texas adquirió legalmente el fusil que utilizó para matar a 18 niños en una primaria

AGENCIAS

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se preguntó en un discurso a la nación cuándo su país se plantará ante el lobby de armas, tras la muerte de 18 menores en el tiroteo de la escuela primaria Robb de Texas.

En conferencia desde la Casa Blanca, el mandatario envió un fuerte mensaje donde aseguró que el dolor producido por dicha tragedia era momento de convertirlo en acción contra leyes a favor de la portación de armas, tema que se ha convertido en una de las principales líneas de discusión en EEUU.

«Como nación nos tenemos que preguntar cuándo en el nombre de Dios vamos a enfrentarnos a los grupos de presión a favor de las armas, cuándo en el nombre de Dios vamos a hacer lo que en el fondo sabemos que hay que hacer», dijo Biden.

El autor de la masacre en Uvade, Texas, Salvador Ramos, quien fue abatido por la policía, no tenía antecedentes penales y apenas había cumplido los 18 años; de hecho, en su último cumpleaños adquirió legalmente dos rifles de asalto, que presumió en su cuenta de Instagram.

Al parecer Ramos hizo contacto con un usuario de instagram que no conocía y le comentó que «pronto saldría en televisión».

Un nuevo informe de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) reveló que la producción anual de armas de fuego en Estados Unidos se ha casi triplicado en las últimas dos décadas, mientras se registran niveles sin precedente de muertes por armas de fuego como incesantes incidentes de tiroteos masivos, muchos motivados por odio racial.