Tomar la siesta, relacionado con mayor riesgo de hipertensión

AGENCIAS

BEIJING.- Más que generar bienestar por descanso, dormir siestas de manera recurrente podría ser perjudicial para la salud, como riesgos más altos de sufrir presión arterial alta y con ataques o derrames cerebrales, según un nuevo estudio.

Se analizó a más de 500,000 participantes de entre 40 y 69 años que vivían en el Reino Unido entre el 2006 y el 2010, quienes proporcionaron regularmente muestras de sangre, orina y saliva, así como información detallada sobre su estilo de vida.

En el estudio se descubrió que, en comparación con las personas que informaron que nunca tomaban siestas, quienes normalmente lo hacían tuvieron 12% más de probabilidades de desarrollar presión arterial alta y 24% más de sufrir un ataque o derrame cerebral.

Además, los participantes menores de 60 años de edad que normalmente tomaban siestas tenían un riesgo 20% mayor de desarrollar presión arterial alta en comparación con personas de la misma edad que nunca tomaban siestas.

“Esto puede deberse a que, aunque tomar una siesta en sí no es perjudicial, muchas personas que toman siestas pueden hacerlo debido a que duermen mal por la noche, lo que está asociado con una mala salud, y las siestas no son suficientes para compensar;o”, dijo Michael A. Grandner, experto en el sueño.

Existen algunos puntos que los autores destacan que aún están sujetos a análisis, por ejemplo, sólo se recopilaron la frecuencia de las siestas diurnas, no la duración, por lo que no hay información sobre si la duración de la siesta afecta la presión arterial o los riesgos de los ataques o derrames cerebrales.