Tener casa propia, sueño cada vez más lejano

MÉXICO.- El deseo de los trabajadores mexicanos por adquirir una vivienda propia o un terreno para autoconstruir su casa ha aumentado, respecto al que tenían hace un año; sin embargo, pese a esta intención, concretar estas operaciones no avanza al mismo ritmo.

De acuerdo con la Encuesta de Necesidades de Crédito y Vivienda del segundo trimestre del 2022, elaborada por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), la intención de los trabajadores, sin un crédito activo, por contar con su propio patrimonio habitacional alcanzó su máximo puntaje histórico, con 52 puntos, desde que comenzó la medición que fue al inicio del 2021.

“La encuesta reveló que la intención de obtener un crédito para comprar una vivienda creció en 20 puntos en el segundo trimestre de 2022; mientras que la de obtener un financiamiento para la compra de un terreno avanzó 14 puntos respecto al periodo anterior”, detalló el Instituto de la Vivienda.

Sin embargo, con datos de enero a abril de este año, la tendencia en la colocación de créditos no avanza a un ritmo similar que las intenciones.

Entre enero y la segunda semana de junio el Instituto ha colocado 151,022 financiamientos en todas sus modalidades, lo que representa casi 100,000 créditos menos que en el mismo periodo hace un año o una disminución de 39.62 por ciento.

Por otra parte, en los primeros cuatros meses la colocación de créditos para adquirir casas, tanto de organismos públicos como de la banca comercial, registró una caída de 12.64%, con un total de 128,449 casas comercializadas, 18,586 unidades menos que hace un año.

En lo que respecta a la adquisición de suelo para construir vivienda, en el 2021 se otorgaron 681 créditos, mientras que en el mismo periodo de este año se han registrado 77 financiamientos de este tipo. (El Economista)