Suma miles de fotos el cempasúchil-móvil de los Tianguistas Verdes

0
20

Héctor Cobá

Fotos: Héctor Cobá

CRÓNICA

El Hanal Pixan (comida de ánimas) se inclinó vía más fotos tomadas del altar de muertos de los vendedores de la Unión de Tianguistas y Comerciantes Ambulantes del estado de Quintana Roo, conocidos como Tianguistas Verdes y el carruaje de una boda maya del DIF municipal, en Puerto Juárez, cuna de Cancún; programada para el 1 y 2 de noviembre de 2021.

Se tomaron más 4 mil 500 fotos en un cuatriciclo con un asiento para dos personas, adornado por flores de cempasúchil de papel crepé, de color naranja y morado, flanqueado por un catrín charro y una catrina (Carlos y Belén Castillo) con vestido chiapaneco, acompañados de otra catrina vestida con un atuendo muy mexicano. De los primeros dos, su madre doña Alicia vende blancos –almohadas y toallas– en el tianguis. La otra catrina, Beatriz, es parte del personal de seguridad del tianguis. Trío que no paró de posar para la foto, ya sea con el charro, o con alguna de las dos catrinas.

La atracción no gratuita, en un lugar privilegiado, un espacio grande de 10 metros, se debió a que 70 vendedores de la calle (hombres y mujeres) en 20 días cortaron y picaron 800 pliegos de papel crepé que se compraron, le dieron forma a las flores tipo Cempasúchil que van en el cempasúchil-móvil pegadas y en cortinas las de flor de calabaza que se colgaron, arriba del techo calaveras de azúcar. A las aludidas flores se sumaron flores verdaderas de color naranja y amarillo, en medio de real vegetación verde, flores que decían Tianguis Verdes Cancún. “Nos pasamos 28 horas montado todo para que lo disfruten los visitantes, aquí habrá rezos, se podrá poner la foto de sus seres queridos, los que murieron en la pandemia de COVID-19, al menos el 90 por ciento de ellos. Un homenaje a todos los caídos por COVID-19”, expresa la coordinadora de los supervisores de los Tianguistas Verdes Paloma Ortega Cuervo.

Me llama la atención la alegría de los muchachos que nos ayudaron, cada día de preparación fue una fiesta, llevamos la tradición del día de muertos en la sangre.   

Esta alegría crece al saber tras la cantidad de fotografías tomadas en el altar de muertos de los tianguistas y el carruaje de la boda maya instalada por el personal del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Benito Juárez. El primero alcanzó más de cuatro mil 500 fotografías en los dos días, 1 y 2 (hasta las 12 de la noche) de noviembre, mientras el segundo a las 18:48 horas del martes pasado y desde el lunes anterior llevaba más de dos mil fotos. Tomadas con teléfonos celulares, flashazos o no, cámaras profesionales o no, con aditamentos, con filtros, con bastón para una selfie, sin bastón… visitantes locales, nacionales y de Haití, Jamaica; rusos, de Argentina, Costa Rica, Colombia, Venezuela, España, Panamá Canadá, Estados Unidos, Cuba y Ucrania.

Comenta un testigo: Unas personas iban a pasar frente a los que tomaban fotos, una de ella vio y se paró y observó, su amiga dice ¡sí quiero! Obvio, una foto.    

Ortega Cuervo aclara el martes 1 calculamos que unas 2 mil 500 personas se tomaron fotos en el lugar que se ambientó con música de Veracruz, de acuerdo a la fecha… 

La primera noche se quedaron de guardia los compañeros delegados Luisa, Julio y don Armando para cuidar el altar de muertos, dice.

Paloma quien no se movió de su lugar los dos días, excepto para una breve diligencia o para lo esencial, íntimo y humano, y con la luz de su celular ayudó a la iluminación para las fotos, señala que, se supone, el segundo día todo inicia a las 18 horas; sin embargo, en el altar de los Tianguistas Verdes desde las 12 del día ya se toman fotos; incluso el catrín llegó a la misma hora.

La autoridad

A las 17:45 horas, del segundo día, se sabe que el dirigente de los Tianguistas Verdes don Melitón Ortega está muy contento con lo que ha visto desde el primer día, la respuesta de los visitantes a su altar en Puerto Juárez. Que se muestre un pedacito de Veracruz, de cómo se recuerda a los seres queridos, desde Veracruz para Cancún.

Mambo ucraniano

Meneo tipo Tongolele y Tin Tan, mostrando su palmito, bailando mambo lentamente. Minutos después de las 20:00 horas, tres beldades, rubias y esbeltas un poco veinteañeras, al parecer ucranianas, mueven el bote cual mexicanas o antillanas, al ritmo de la música guapachosa del escenario principal, entre el río-mar de gente de doble corriente.           

Inmóvil cempasúchil-móvil

Original Birula especie de bicicleta adaptada con cuatro ruedas; no es triciclo, no es bicicleta; el vehículo en un inicio sirvió para dar paseos en el tianguis verde de la supermanzana 101, de los domingos, se le denominó el Melimóvil y para los días de Muertos se lo bautizó como el cempasúchil-móvil, El Melimóvil se convirtió en el cempasúchil-móvil inmóvil. ¡Atractivo total!

Tamales y dulces

Dulces y tamales. Ayer (1) compartimos mil tamales, tres ollas muy grandes, con los visitantes. Hoy (2) se repartieron 300 tamales, ya sea de carne de pollo o de costilla de cerdo. También el 1 se regaló dulce de camote, yuca y calabaza con piloncillo, y el último día se repartieron dos vaporeras de 20 litros de dulces de yuca y calabaza, se le dio a todo el que pasó frente al altar de muertos, añade Ortega.

Hasta el tesorero de la Unión de Tianguis Aarón Gama ayudó a repartir el dulce manjar, ya que el elemento tianguista de seguridad Walter no se daba abasto para este regalo. En la repartidera y explica “está muy rico, es dulce de calabaza, es con piloncillo, es de caña de azúcar”. Los que comen el dulce hasta el caldito o juguito de almíbar se toman y se toman fotos con el culinario tesoro. Muy cerca el jefe de seguridad tianguista José Luis Tzuc, conocido como el Maloso, está pendiente en lo que concierne a su responsabilidad.       

Premiación

En un concurso de altares, a lo mejor por la mayor cantidad de fotos tomadas el oro lo ganan los Tianguistas Verdes, la plata el Carruaje de la boda maya, y el bronce para el panteón de los pioneros de Cancún, al que, por cierto, fue imposible entrar el primer día por ser una de las mayores atracciones.

Fin

Casi para finalizar la jornada de altares, a Paloma ya se le conocía como Paloma Cempasúchil, ella misma hace un resumen del final: a las 12 de la noche se dejó de tomar fotos, se tomaron casi unas dos mil fotos, como la gente no se quería retirar del lugar, personal de la Secretaría de Servicios Públicos, apagó luces a la 1 de la madrugada. Nosotros por nuestra parte en tres horas dejamos todo ordenado y limpio.

GALERÍA