AGENCIAS

LANSING.- Los sonidos de la naturaleza reducen el estrés, la ansiedad y tienen enormes beneficios para la salud según un estudio, especialmente los cantos de los pájaros

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan en EEUU analizó los sonidos de 68 parques naturales. Compararon los sonidos producidos por la naturaleza como el canto de los pájaros o el movimiento del agua, con aquellos producidos por los humanos y comprobaron que la exposición a sonidos naturales puede mejorar la salud.

Ello puede estar relacionado con la propia evolución humana. Los sonidos procedentes de entornos naturales nos despiertan inconscientemente sensación de seguridad y de un mundo ordenado. En cambio, los ruidos característicos de las ciudades nos evocan situaciones de peligro y alerta, lo cual puede tener efectos negativos sobre la salud.

Los resultados mostraron que el sonido del agua tenía un mayor impacto positivo sobre la salud. Por su parte el canto de las aves aliviaba mejor el estrés y la fatiga, y también la sensación de irritación.

La importancia del sonido del agua puede estar relacionada con su necesidad para la vida y con la continuidad del sonido, ya que enmascara y oculta otros ruidos.

Los investigadores esperan que su descubrimiento aumente la prescripción de paseos y excursiones cuya finalidad es escuchar la naturaleza y recomiendan la creación de planes para la protección y conservación de este tipo de espacios públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí