A PROPÓSITO DE…

MARISOL BALADO ESQUILIANO

Pienso en el ejercicio político y la imagen que viene a mi mente es una rueda de la fortuna, un ejemplo claro de esta idea es el linchamiento mediático y en redes sociales desatado en contra de los consejeros electorales Lorenzo Córdova y Ciro Murayama por el supuesto intento de impedir que los morenistas y sus aliados obtengan la mayoría en la Cámara de Diputados, nada más alejado de la realidad, hagamos un poco de memoria.

En 1996 los partidos de oposición encabezados por el PRD impulsaron una reforma electoral para poner un límite a la sobrerrepresentación de los partidos en la Cámara de Diputados garantizando así la incorporación de las minorías políticas en el Poder Legislativo, de manera que en el artículo 54 fracción V de la Constitución quedó plasmado que ningún partido podría tener más de 8% de sobrerrepresentación en la asignación de diputados por los principios de mayoría relativa y representación proporcional.

En las elecciones de 1997 al 2003 se cumplió con el límite constitucional; en 2007 se aprobó otra reforma encaminada a eliminar las minorías ficticias porque se estableció que los partidos que contendieran en un proceso electoral en coalición dejarían de pactar un porcentaje de votos y se le contabilizarían a cada partido los que recibieran en la boleta electoral y ahí empezó a viciarse el procedimiento ya que los partidos minoritarios como el PT o el PVEM empezaron a postular candidatos prestados.

En 2014 el PVEM postuló a 5 candidatos del PRI, partido que con el 40% de la votación tuvo 248 diputados, el equivalente al 48.2% de la votación o sea que el PRI obtuvo un diputado más de los que realmente le correspondían. En 2015 en pleno apogeo del peñanietismo 25 candidatos del PRI fueron postulados por el PVEM y el partido en el poder con el 50% obtuvo 250 con el 9.1% de sobrerrepresentación, 1.7% arriba de lo permitido por la Constitución pero en 2018 el descaro no tuvo límite con el 45.9% de la votación MORENA y sus aliados obtuvieron 308 escaños equivalentes al 61.6% y un 15% de sobrerrepresentación.

El acuerdo del INE para garantizar el cumplimiento de la Constitución está enfocado en la “afiliación efectiva”, es decir que los candidatos postulados por los partidos estén registrados en el padrón de militantes, en caso de no afiliación, el candidato contará en el partido que lo postula y en caso de reelección, el candidato contará en la bancada del partido al que pertenecía como diputado federal.

El acuerdo no trata de favorecer a ningún partido, solo está garantizando que la voluntad se refleje en la integración real de la Cámara de Diputados acorde a la rectoría constitucional.

 

PARADOJA

El anuncio que hizo el Presidente en pleno proceso electoral de bajar el rango de edad, de 68 a 65 años para recibir una pensión por edad y su incremento paulatino en lo que termina este sexenio que encabeza es incongruente con el acuerdo de civilidad democrática al que convocó a los mandatarios estatales para que no interfirieran en el proceso electoral. Esta acción es al parecer un acto mediático lejos de la voluntad real de respetar las reglas del juego democrático, ya que no fue convocado el garante del desarrollo imparcial, apegado a la legalidad y a la transparencia del próximo proceso electoral, nada menos que el Instituto Nacional Electoral.

Aquí le dejo mi correo marisolbaladoes@gmail.com

Puede que no todos los días sean buenos pero en todos los días hay algo bueno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí