Se inyectaba semen para curar el dolor de espalda

0
29

Se aplicó el insólito “tratamiento” durante 18 meses, hasta que un doloroso absceso subcutáneo lo llevó al médico

AGENCIAS

DUBLÍN.- Un irlandés de 33 años llenaba una jeringa con su propio semen y se lo inyectaba en el brazo derecho, con la esperanza de que desapareciera el dolor crónico que sufría en la parte baja de la espalda. Ni nosotros, ni lo médicos entienden el porqué.

Los doctores se toparon con este inusual caso cuando un paciente ingresó en un hospital de Dublín con dolor lumbar provocado por levantar un objeto pesado, según recoge el ‘Irish Medical Journal’. Después de un examen, el personal médico descubrió que su brazo derecho estaba rojo y ligeramente hinchado, con signos de una infección subcutánea bastante grave. Una radiografía reveló signos de un absceso profundo debajo de la piel, que también le producía dolor.

El paciente reveló que probablemente fue causado por las inyecciones de su propio semen. Aparentemente, el dolor de espalda era un problema continuo para el hombre, y había ideado una terapia bastante innovadora para tratarlo introduciendo su propio esperma intravenoso e intramuscular.

Durante el año y medio anterior se había estado aplicando una inyección mensual de su propio material genético. A raíz de su último episodio de dolor de espalda, incluso había aumentado la dosis a varias inyecciones.

El paciente fue diagnosticado con celulitis, una infección bacteriana de la piel, y los médicos le administraron medicamentos antimicrobianos por vía intravenosa.