Un nuevo estudio propone que los impactos de asteroides pudieron mezclar el material orgánico de la superficie con el agua del océano subterráneo de Titán

AGENCIAS

WASHINGTON.- Un grupo de científicos ha descubierto que uno de los mayores satélites de Saturno podría reunir las condiciones para que surja vida allí. Pese a su ambiente frío e inhóspito, Titán puede ocultar un océano líquido capaz de albergar criaturas vivas.

La superficie de la luna de Saturno Titán está recubierta de hidrocarburos orgánicos. Los científicos suponen que su corteza helada cubre un océano acuático. Han creído que esta masa de agua se encuentra a unos 100 kilómetros bajo la corteza de Titán desde el 2012, cuando la misión Cassini de la NASA midió las variaciones en las mareas de la luna.

Según un nuevo estudio, un asteroide o un cometa que se estrelló contra la luna podría haber mezclado los hidrocarburos con el agua y los cráteres de impacto resultantes serían el lugar ideal para el origen de la vida.

El estudio, en torno al impacto del mayor cráter de la luna, Menrva, de 425 kilómetros de ancho, que se cree que se formó hace 1,000 millones de años, sugiere que es el resultado del golpe de una roca espacial de 34 kilómetros de ancho contra la superficie a siete kilómetros por segundo.

El calor del impacto habría creado un lago en el cráter, según los cálculos, que podría haber durado sólo un millón de años antes de congelarse con las temperaturas heladas de Titán. No obstante, los investigadores estiman que puede haber sido tiempo suficiente para que los microbios evolucionaran aprovechando el agua líquida, las moléculas orgánicas y el calor del impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí