Rusia redobla ataque, presionada por sanciones

0
19

AGENCIAS

KIEV.- Pese a las negociaciones que se mantuvieron el lunes en Bielorrusia, el ejército ucraniano dice que no baja la guardia, especialmente en la capital, mientras Rusia da señales de una intensificación de su actividad militar. Mientras tanto, la economía rusa se ve cada vez más presionada por las sanciones occidentales.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó que Ucrania ha recibido «algunas señales» de Rusia durante la negociación entre representantes de ambos países el lunes, pero aún no es el resultado que le gustaría tener.

«Hasta el momento, no tenemos el resultado que nos gustaría tener. Rusia ha expresado sus puntos, nosotros los nuestros para poner fin a la guerra. Recibimos algunas señales. Cuando la delegación regrese a Kiev, analizaremos lo que hemos escuchado y luego decidiremos cómo pasar a la segunda ronda», dijo Zelenski, al comentar el resultado del encuentro en la frontera ucraniano-bielorrusa. Zelenski denunció que mientras las negociaciones continuaban no cesaban las hostilidades en Ucrania.

En tanto, el presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en conversación telefónica, que la solución del conflicto con Ucrania solo sería posible si se toman en cuenta los «legítimos intereses de Rusia en materia de seguridad, incluyendo su soberanía de Crimea», anexionada ilegalmente en 2014, así como la «desmilitarización y desnazificacion» del Estado ucraniano, así como su estatus neutral.

Un largo convoy militar ruso mantiene el asedio a las afueras de Kiev. Según las imágenes satelitales de Maxar Technologies, que informa regularmente sobre la situación militar en Rusia, la columna alcanza los 64 kilómetros y consiste en carros blindados, artillería y otros vehículos.

Por la noche del lunes, Rusia emprendió el asedio a la ciudad de Jersón, de casi 300,000 habitantes y situada en el sur de Ucrania, a las orillas del mar Negro y junto al río Dniéper.

El martes, un bombardeo fue desatado en la ciudad de Járkov, la segunda más grande de su territorio y que se encuentra lejos de la frontera con Rusia. Al menos 10 personas murieron y 20 más resultaron heridas.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrel, señaló que el bombardeo a la ciudad de Járkov viola las reglas sobre los conflictos armados. “Los bombardeos contra infraestructura civil en Járkov viola las leyes de la guerra. La UE se mantiene del lado de Ucrania en estos momentos dramáticos”, señaló.