AGENCIAS

WASHINGTON.- El ruido no sólo resulta dañino para los humanos, también tiene la capacidad de afectar la inteligencia de los pájaros, lo que podría amenazar la capacidad que tienen para adaptarse a su entorno, afirma un estudio realizado por investigadores de la Pacific University, en Estados Unidos.

De acuerdo con investigaciones previas, el ruido “antrópico”, generado por la actividad humana, está omnipresente en la naturaleza. Esto afectaría particularmente a los pájaros con cerebros muy desarrollados y cuyas capacidades cognitivas son esenciales para orientarse.

Para comprobarlo, los investigadores sometieron a pinzones cebra, también conocidos como diamantes mandarines a varios tests, reproduciendo el ruido del tráfico automovilístico.

Christopher Templeton, uno de los autores del estudio, señaló que en el grupo de control que no fue sometido al ruido, se pudo medir la velocidad a la que los pájaros lograban dominar nuevas habilidades, aprender a asociar diferentes colores con recompensas, recordar diferentes lugares, etc.

En los individuos expuestos al ruido, agregó, la capacidad de aprendizaje se “redujo drásticamente”, ya que las aves tardaron hasta el doble de tiempo en resolver un problema.

De acuerdo con los científicos, este efecto se añade a la larga lista de las ya conocidas consecuencias del ruido en la vida silvestre como la alteración de la capacidad de comunicarse, de evitar a los depredadores, que crea interferencias para el apareamiento…

“Muchos pájaros cantores usan su cerebro para resolver diferentes problemas y aprender del mundo que los rodea. El debilitamiento de sus capacidades cognitivas podría tener un impacto significativo en su adaptación al entorno”, advirtió Templeton.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí