La canciller de Alemania dio marcha atrás a las severas restricciones previstas para Semana Santa, que incluían servicios religiosos

AGENCIAS

BERLÍN.- Angela Merkel, canciller de Alemania, revirtió las restricciones para Semana Santa, que incluían servicios religiosos, como medida contra el coronavirus o COVID-19. Aseguró que se trató de un “error” del que asume la responsabilidad.

Las críticas vinieron luego de que el gobierno alemán reforzó medidas para vacaciones de Semana Santa, debido a que incluía el cierre de tiendas y oficios religiosos organizados por videoconferencia.

Merkel y los líderes de los 16 estados de Alemania habían acordado pedir a los ciudadanos que se quedaran en casa durante cinco días por las vacaciones de Pascua, declarando el 1 y el 3 de abril como “días de descanso” adicionales.

De acuerdo con el diario ABC, la Cancillería se puso en contacto con Baviera y Berlín, representantes de los Bundesländer, para pedir una nueva reunión en la que consideraba que es necesario “asumir rectificaciones”.

“Soy consciente de que todo este asunto ha creado aún más incertidumbre, lo lamento profundamente y pido perdón“, dijo la canciller.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí