REVELAN “PUENTES” ENTRE GALAXIAS

0
4
▲ Astrónomos descubren fragmentos de titanio que salen de una supernova, lo que podría contribuir a entender cómo explotan algunas estrellas masivas.

Nuevo mapa estelar podría permitir estudios sobre la naturaleza de la materia oscura, así como sobre la historia y el futuro del universo

AGENCIAS

 

WASHINGTON.- Un nuevo mapa de materia oscura en el universo local, desarrollado mediante aprendizaje automático (rama de la inteligencia artificial), revela varias estructuras filamentosas no descubiertas que conectan galaxias.

Esta cartografía cósmica podría permitir estudios sobre la naturaleza de la materia oscura, así como acerca de la historia y el futuro de nuestro universo local, según los autores.

La materia oscura es una sustancia esquiva que constituye 80% del universo. También proporciona el esqueleto de lo que los especialistas llaman la red cósmica, la estructura a gran escala del universo que, debido a su influencia gravitacional, dicta el movimiento de las galaxias y otra sustancia celeste.

Sin embargo, actualmente se desconoce la distribución de la materia oscura local porque no se puede medir de forma directa. En cambio, los investigadores deben inferirla basándose en su influencia gravitacional en otros objetos del universo, como las galaxias.

“De manera irónica, es más fácil estudiar la distribución de la materia oscura mucho más distante porque refleja un pasado muy lejano, mucho menos complejo”, explicó Donghui Jeong, profesor asociado de astronomía y astrofísica en la Universidad de Penn State y autor correspondiente del estudio.

En el nuevo estudio, los investigadores seleccionaron galaxias simuladas comparables a las de la Vía Láctea e identificaron qué propiedades de esos conglomerados son necesarios para predecir la distribución de la materia oscura.

Luego, el equipo aplicó su modelo a datos reales del universo local del catálogo de galaxias Cosmicflow-3, que contiene datos completos sobre la distribución y el movimiento de más de 17 mil galaxias en las cercanías de la Vía Láctea, dentro de los 200 megaparsecs.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí