Restauranteros, entre pandemia y criminalidad

Crisis dificulta la adquisición de tecnología para integrarse al sistema de videovigilancia del C5; nueva ola de COVID ha afectado al 25% de la plantilla laboral

REDACCIÓN

CANCÚN.- Únicamente entre el 30 y 40 por ciento de los establecimientos afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cancún cuentan con tecnología necesaria y el equipo indispensable para integrar sus sistemas de video vigilancia al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5), estimó el presidente de la organización, Julio Villarreal Zapata.

Ante esta situación, dijo que han instado a los socios a que, a pesar de la crisis económica por la que pasa el sector, procuren la adquisición de estas herramientas, que deben verse como una inversión y no como un gasto, dada la preocupante situación de inseguridad que se vive en todas los áreas.

Adelantó que en la primera semana de julio se oficializará un convenio de colaboración con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Quintana Roo, para facilitar la interconexión de sus videocámaras con los sistemas de vigilancia del C5.

Afirmó que los casos de extorsión han disminuido, y con la firma de este convenio se espera lograr una atención inmediata de las autoridades policiacas cuando se suscite alguno, aunque mencionó que se ha observado que más del 95 por ciento de este tipo de amenazas son falsas, o por lo menos no proceden de algún grupo de la delincuencia organizada.

Por otra parte, estimó que hasta la cuarta parte de la plantilla laboral en el sector de alimentos y bebidas se ha visto afectada por el incremento de casos de COVID-19 en la entidad.

“Ya nos han informado que dentro de los negocios hay contagios, así que hemos exhortado a que en los establecimientos se sigan promoviendo las medidas sanitarias, ya que el respetarlas ayudará a que no se tengan contagios dentro y fuera”, mencionó.

Aseveró que los establecimientos afiliadas a la organización mantienen el cumplimiento de las medidas determinadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que lleva a cabo constantes revisiones, vigilando temas como el uso del cubrebocas, el gel antibacterial y la sana distancia, por mencionar algunos.