Reivindican legado de cuatro escritoras yucatecas

0
147
Exif_JPEG_420

Presenta Eugenia Montalván Colón Prefiero escribir: la literatura como arma feminista en la Biblioteca Nacional de la Crónica

Héctor Cobá

Fotos: Héctor Cobá

La sobresaliente vida de cuatro destacadas mujeres yucatecas en las letras, la poesía, el periodismo y directivas culturales incluidas en el libro Prefiero escribir: la literatura como arma feminista presentó en Cancún la escritora, investigadora y editora Eugenia Montalván Colón.

Cuarteto femenino nacido entre los años 1880 y 1895, fallecidas entre 1970 y 1976: Beatriz Peniche Barrera, Dolores Bolio Cantarell, Rosario Sansores Pren y Holda Novelo Cuevas. El propósito con la investigación hoy libro Prefiero escribir: la literatura como arma feminista de Montalván Colón, editado por Unasletras. Industria Cultural, afirma es “percibir la historia desde el enfoque de las mujeres”. Consiste en la convicción de las mujeres por abocarse a lo que quisieron.

A fines de 2020, concluyó la maestría en Historia en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) con la tesis Prefiero escribir. La literatura como arma feminista, esbozo biográfico de Dolores Bolio, Beatriz Peniche, Rosario Sansores y Holda Novelo, escritoras yucatecas del siglo XIX.

No fue fácil la búsqueda de información en bibliotecas, archivos familiares; centros de documentación de Cuba, en los que no hay fotocopiadoras ni se permiten fotografías de los libros; aun así una amiga con credencial de la biblioteca solicitó el libro de Dolores Bolio Cantarell, y pude fotografiarlo todo, mismo que después transcribí…

En medio de la investigación me topo con Beatriz Peniche Barrera (1893-1976), en cuyos escritos hay una visión creativa, una visión feminista de la sociedad, temas íntimos, vida intelectual, del matrimonio.

Ella en 1915 fue directora de la Biblioteca Pública “Manuel Cepeda Peraza”; luego es una de las primeras diputadas electas en México, en 1923 cuando el gobernador de Yucatán Felipe Carrillo Puerto convoca a elecciones, en las que las mujeres voten y sean candidatas a puestos de elección popular, así en 1931 Peniche Barrera es parte del equipo que funda el Diario del Sureste, medio serio y comprometido con una visión crítica de la sociedad del momento.

De Dolores Bolio Cantarell (1880-1970) se puede decir que visualizó su muerte, vivió en la pobreza, la enterraron en un ataúd de madera simple, su tumba pasó a manos de otra persona, pasado un tiempo, luego de ser enterrada. Tiene una obra trascendental: nueve libros, incluyendo novela y poesía y también algunos cuentos y una obra de teatro.

Por su parte, Rosario Sansores Pren (1889-1972) desconectada de sus relaciones familiares, vive en Cuba, ahí queda viuda muy joven, colaboradora en la revista Bohemia con su columna Epistolario Sentimental, análisis de los poemas desde el punto de vista del amor, de la estética. 

En el caso de Holda Novelo Cuevas (1895-1972), hay poca información disponible de ella, solo hay a la mano un libro publicado de ella, el poemario Al amanecer.

Entre el público estaban dos nietas de Holda Novelo Cuevas, una recuerda que ella era la abuelita normal, siempre había casa llena, ahí siempre se respetó al adulto mayor, había un patriotismo muy fuerte. Era una mujer siempre culta, eso recuerdo de ella. Verdaderamente el orgullo de las raíces que nos sembraron. No me tocó conocer mucho la parte artística. Era la abuelita.  

Falta de respeto

Celina Izquierdo, María Rosa Ochoa, Bettina Cetto, Eduardo Suárez Díaz Barriga, Vicente Gómez Cantarell y Jorge Jufresa brillaron por su ausencia, claro no fueron invitados, excelentes y posibles presentadores del libro Prefiero escribir. La literatura como arma feminista. Hecho que le da una pátina a Cancún de rancho de tercero y segundo mundo. En cambio, en Mérida hubo dos presentadoras de lujo: la doctora Dulce María Sauri Riancho y la historiadora Laura Machuca Gallegos.

Sin cubrebocas

Muchos asistentes, 11 de 33 rechazan el cubreboca, los ejemplos están a la vista en el salón principal de la Biblioteca Nacional de la Crónica, sin la elemental protección exrectores de universidad, directores de portales de noticias, de revistas digitales, reporteros de cultura y varias damas, como Pricila Sosa (exrector de la Universidad del Caribe), Sergio Caballero (Noticaribe Peninsular), Luciano Núñez (Grupo Pirámide), Miguel Ángel Meza (director de Tropo a la Uña), el cronista de la ciudad de Cancún Fernando Martí y el politólogo Carlos Montalván Colón. ¡Lo que sí hubo fue sana distancia! 

Twitter: @HctorCob / Facebook: Héctor Cobá / hectorcobácc@gmail.com  

Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420