La organización vaticina un crecimiento del 3.8% en la región durante 2021; a nivel global sería del 4.7%

AGENCIAS

NUEVA YORK.- La ONU advirtió que la recuperación económica de la crisis por la pandemia de COVID-19 será frágil y desigual en Latinoamérica y el Caribe y avisó del riesgo que corren varios países de sufrir crisis de deuda.

En su nuevo informe de previsiones económicas, la organización vaticina un crecimiento promedio del 3.8% en la región –la misma cifra que adjudica a México– durante 2021 y del 2.6% en 2022, frente a una caída del 8% que calcula para 2020.

Los planes de estímulo de varios gobiernos de la región, unidos a un ligero repunte de la actividad económica mundial han permitido comenzar una recuperación “modesta” en la segunda mitad de 2020, aunque los niveles precrisis no se alcanzarán hasta finales de 2023.

El desplome del turismo y los viajes es una de las principales causas de la contracción en la región. Esa recuperación frágil entraña numerosos riesgos, incluido el peligro de que se dé una “década perdida” en términos de crecimiento económico y desarrollo, según la ONU.

Prevé que la economía de Venezuela vuelva a contraerse en 2021, con un retroceso del 7% tras una caída del 30% en 2020, mientras que en la mayoría de la región espera rebotes moderados, que estarán lejos de compensar las pérdidas del año pasado.

Ese es el caso de Argentina (que se espera crezca un 4.9%), Bolivia (5.1%), Brasil (3.2%), Chile (5%), Colombia (5%), Paraguay (3.5%), Uruguay (4.5%), México (3.8%) y la mayoría de países centroamericanos y caribeños; otros tendrán un mayor crecimiento como Perú (9%), y en varios más, como Ecuador (1,6%) será mucho más limitado.

A nivel global, consideró que la economía está “en un punto de inflexión”, aunque espera una cierta recuperación con un crecimiento del 4.7% en 2021, lo que apenas compensaría las pérdidas de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí