Recrudece crisis en Ecuador: sigue estado de excepción

Gobierno de Lasso rechaza exigencia de indígenas para poner fin a protestas masivas, que llevan más de 10 días; el mandatario, positivo a COVID-19

AGENCIAS

QUITO.- El gobierno de Ecuador se negó a derogar el estado de excepción que rige en seis de las 24 provincias del país, como demanda el movimiento indígena para poner fin a la protestas multitudinarias que cumplieron ya 11 días.

«No podemos levantar el estado de excepción porque eso es dejar indefensa a la capital, y ya sabemos lo que sucedió en octubre de 2019, y no lo vamos a permitir», dijo el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez.

El gobierno del presidente Guillermo Lasso tiene las «manos manchadas de sangre», lanzó el indígena Leonidas Iza, líder de la movilización, frente a la represión que denuncian los manifestantes. Hasta el momento las manifestaciones han dejado cuatro muertos, 90 heridos y 87 detenidos, según revelaron organizaciones de derechos humanos.

Alrededor de 10 mil indígenas llegaron a Quito para exigir al gobierno de Lasso que baje los precios, levante el estado de excepción en seis provincias del país y «desmilitarice» un parque de la capital donde se concentran los indígenas, bajo control de las fuerzas de seguridad.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aumentó su nivel de alerta para viajar a Ecuador, y advirtió a los estadounidenses que reconsideren ir a ese país debido a los disturbios y la violencia.

Por otra parte, la Presidencia de ecuador anunció que el mandatario Guillermo Lasso contrajo el coronavirus.

En un comunicado emitido el miércoles por la noche, asegura que Lasso «no presenta síntomas y cumplirá con los protocolos médicos correspondientes (…) Gracias a encontrarse vacunado, el Primer Mandatario está despachando desde el Palacio de Gobierno, trabajando por el país y por la paz», añade.