DE VIVA VOZ

SALVADOR CANTO

 El gobierno municipal debería ser autosuficiente para asumir su responsabilidad en los servicios públicos, considera el cuarto presidente municipal de Benito Juárez; no hay motivo para que el municipio se esté endeudando, se requiere un saneamiento de las finanzas

Al haber cumplido Cancún 50 años de su fundación, es el momento idóneo para que se realice un diagnóstico y balance a fondo de la ciudad; ver qué es lo que se ha hecho bien y en dónde se ha fallado para que de alguna manera los futuros gobiernos tomen las medidas pertinentes, se frene la desigualdad que lamentablemente sigue habiendo y se atiendan los problemas que existen en materia de seguridad y de servicios públicos que hoy adolece el municipio.

Los anteriores son planteamientos del abogado José Joaquín González Castro, quien de 1984 a 1987 encabezó el cuarto Cabildo Constitucional de Benito Juárez, durante una amplia charla con El Despertador de Quintana Roo.

Reconoció que si bien los problemas existen en todos lados, aquí, al ser el principal destino turístico de México, debería de dárseles atención inmediata para evitar que crezcan más y en algún momento sea mucho más complicado poder resolverlos.

De hecho, lamentó que hoy el tema de la recolección de la basura, que es obligación de la autoridad atender, esté totalmente polarizado por intereses ajenos al bien común y ello represente un serio problema para la ciudadanía.

También remarcó que a estas alturas no existe motivo para que el municipio contraiga deuda tras deuda, pues consideró que una ciudad como Cancún, con una importante recaudación, tendría que ser autosuficiente con un correcto manejo de los recursos, aunado a que el gobierno tiene que gestionar, tanto a la Federación como al Estado, lo que le corresponde.

Organizado en sus tiempos por las múltiples ocupaciones que actualmente tiene, debido a que actualmente figura como Consejero Ciudadano del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, el abogado González Castro aceptó la entrevista en donde incluso se le preguntó si ha llegado a considerar en algún momento competir de nuevo por la presidencia municipal de Benito Juárez, a lo que de forma tajante dijo que no, pues subrayó  que hoy tiene un compromiso con el tema de la impartición de justicia en donde hay mucha tarea todavía por hacer.

Al recordar su paso por la presidencia municipal, subrayó que desde que Cancún fue concebido se generó un incremento poblacional acelerado, incluso mayor  al de otros destinos creados en épocas recientes y a pesar de que se tuvieron instrumentos como el Plan Director de Desarrollo Urbano, a la fecha hay cosas que fueron rebasadas y han generado problemas que se han venido acarreando, como por ejemplo los servicios públicos y regularización de asentamientos humanos.

“Desde los primeros años se vio el éxito de Cancún y por ello, cientos de personas valiosas de todas partes del país con deseo de superación en el oficio y la profesión, fueron atraídas por esta ciudad cosmopolita que con el paso de los años y como en cualquier otro lugar, también ha tenido sus propios vicios y defectos que no hubiésemos querido, pero ahí están y hay que darles atención inmediata” explicó.

También opinó respecto al pleito jurídico que existe por el tema de la zona limítrofe entre Yucatán, Campeche y Quintana Roo, pues recordó que él formó parte del cuerpo legal por la defensa del territorio, pero lamentó que por cuestiones políticas el tema no se resuelva aún y se encuentre empantanado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), incluso dentro del Senado de la República.

 

—Abogado, ¿cómo fue su acercamiento con Cancún?

—Fue a través de Puerto Morelos en 1976, cuando yo fungía como funcionario del gobierno federal en un área de educación pesquera y acudí a entregar unos barcos a la escuela Secundaria Técnica Pesquera del hoy municipio.

Llegué en un vuelo de Mérida a Isla Mujeres y de ahí crucé en barco a Puerto Juárez hasta llegar a Cancún en mi recorrido hacia Puerto Morelos.

 

—¿Cómo recuerda su paso por el gobierno municipal?

—Nos tocó una etapa maravillosa para poder despejar nuestras habilidades y aptitudes. Fundar una ciudad es una oportunidad histórica, yo fui el cuarto presidente municipal en lo que fueron los inicios de la ciudad de Cancún y en donde en esos momentos todo estaba por hacerse.

La construcción estaba en su apogeo, los hoteles se construían a la mayor velocidad y el número de turistas y visitantes crecía de manera extraordinaria y eso ocasionó que desde entonces el Caribe Mexicano fuera imán de atracciones de gente que en otras partes no tenía fuentes de empleo atractiva y segura.

 

—¿Cuáles fueron los principales proyectos con los que trabajó?

—Uno de los proyectos que considero se pudieron consolidar en aquella época, y con el que atendimos las necesidades primarias del municipio mediante una estricta jerarquización, fue el programa Nuevos Horizontes que puso en marcha el gobierno del Estado que encabezaba Pedro Joaquín Coldwell y que nosotros acuñamos para trabajar de la mano.

Recuerdo que luego de múltiples sesiones de trabajo, encuestas, acciones de campo, consultas y entrevistas con la comunidad, el Cabildo aprobó el Plan Director de Desarrollo Urbano del municipio el 21 de junio de 1984 y de esa forma la Planeación Urbana de Cancún se contemplaba hasta el año 2004, donde se establecieron las reservas territoriales, se delimitaron el uso y el destino del suelo, el equipamiento y se definió claramente la nomenclatura.

 

—¿Cuál o cuáles considera que fueron las obras públicas emblemáticas durante su administración?

—Una de las acciones de mayor trascendencia fue la construcción de alrededor de 500 fosas sépticas, dada la gravedad que presentaba para la salud en ese entonces la práctica del fecalismo al aire libre en las colonias populares y ante la imposibilidad económica de realizar un drenaje. Para ello se buscó apoyo del gobierno del Estado que nos permitió hacer esas obras de gran trascendencia social, pese a la problemática que hubo para su ejecución, debido a que se realizaron perforaciones en zonas densamente habitadas y con demasiados desniveles en los terrenos, lo que hizo sumamente difícil la tarea.

Otra obra que recuerdo, en 1984, cuando se combatió el viejo problema de inundaciones de la zona que hoy se conoce como El Crucero que causaba molestias para los vecinos, y para ello se construyó un colector de 450 metros de longitud que necesitó la perforación de 45 a 50 metros con pavimento en toda el área con carpeta asfáltica de 8 centímetros de espesor, que es el tipo de obra que eluden actualmente algunos políticos.

No dejo de mencionar que una vez que fue aceptada la solicitud de ingreso a la Tercera División de fútbol profesional, se logró el primer equipo para Cancún y con ello nos dimos a la tarea de construir un estadio que permitió a la ciudad contar con un espacio deportivo para la juventud, pues en tres meses se logró colocarle las gradas necesarias, vestidores, baños, alumbrado y estacionamiento, además de contar con una pista de atletismo en lo que hoy se conoce como estadio olímpico Andrés Quintana Roo.

Se atendió de igual manera el deporte popular y se invirtió para obras en el Venancio Pec y el Jacinto Canek. Luego se hizo también el estadio Cancún 86.

De igual manera construimos una escuela secundaria y una primaria, así como 20 aulas y anexos y al concluir la administración ya se tenía un total de 52 salones para un total de 63 escuelas en el municipio, con 21 mil alumnos.

 

—Desde su perspectiva, ¿qué opinión le merece que el tema de la basura se ha convertido en un negocio de particulares muy por encima del interés ciudadano? 

—La recolección de la basura es una obligación de las autoridades y si a mí me preguntas si yo la hubiese concesionado, mi respuesta es no. Desconozco el motivo por el cual se concesionó y eso ha generado serios problemas, derivado de que las empresas privadas buscan el interés económico, lo cual es válido porque requieren recuperar su inversión, pero ahí gobierno debe de actuar, fijar reglas que se cumplan.

Yo considero que no hay motivo para que el municipio se esté endeudando, las finanzas que genera una recaudación como Cancún deben de ser autosuficientes con un buen manejo de los recursos y de esta manera, asumir su responsabilidad en los servicios que le competen al gobierno.

Durante mi administración, la recolección de basura tenía un promedio de 50 a 60 toneladas diarias quedando sin levantar un promedio de 70 toneladas y ante ello, por acuerdo del Cabildo se propuso equipar al municipio con unidades modernas acorde a las necesidades crecientes que tenía la ciudad de Cancún en ese entonces, por lo que dotamos al personal de uniformes y equipo de seguridad, herramienta y mejores prestaciones, y provisionalmente durante los primeros meses rentamos 18 vehículos para la recolección de basura y evitamos la caída de los servicios y aunque el costo fue elevado, creo que valió la pena, pues al concluir la administración ya se recogían 130 toneladas diariamente por lo que se puso en marcha el programa permanente “Cancún Limpio” cuya finalidad fue responsabilizar al ayuntamiento de proporcionar el servicio y lograr la colaboración ciudadana.

 

—¿Cree que a 50 años de su fundación y todo lo que ha generado con un evidente éxito turístico a nivel mundial, sigue existiendo desigualdad y por ende un claro rezago social en la ciudad de Cancún?

—Por supuesto que sí. Aquí el tema es que se ha dejado de atender la parte social, el asunto de la regulación de la tenencia de la tierra es lento y hay muchos asentamientos que tienen esos problemas, además de que existen complicaciones con los servicios públicos.

Yo insisto en que el municipio ya no debe contraer más deudas, tal vez se tenga que hacer pero por una situación muy urgente, lo que debería hacerse es un saneamiento de las finanzas y, con base en ello, destinar recursos para atender los rezagos sociales.

 

—Recientemente cumplió un año como Consejero Ciudadano del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, ¿cuáles han sido los avances que se han tenido en materia de impartición de justicia?

—Desde mi punto de vista se ha tenido un importante avance con el abatimiento del rezago de expedientes. Pero sin duda, se ha trabajado mucho de la mano con la tecnología, en acciones de Justicia Alternativa. Durante todo el año pasado, a pesar del tema sanitario, no se dejó de laborar y ese tiempo fue bien aprovechado por el Tribunal Superior de Justicia, el personal ha puesto todo su esfuerzo para que la impartición de justicia esté acorde a los tiempos. Desde luego que falta mucho por hacer, pero se está por buen camino.

 

—Por otro lado, ¿a qué considera que se debe que el pleito jurídico por la zona limítrofe entre Quintana Roo, Yucatán y Campeche se mantenga sin avance alguno?

—Como exclusiva te puedo adelantar que estamos dentro del Tribunal Superior de Justicia haciendo la revisión de un nuevo estudio, pero de forma general, es lamentable que el caso se haya politizado y el asunto esté frenado tanto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación como en la Cámara de Senadores, pues a todas luces la razón la tiene Quintana Roo, no hay vuelta de hoja, pero bueno, ese es un tema que no avanza como sí ocurre con otros asuntos en los tribunales federales hasta donde fue llevado el caso.

 

—Hay quienes dicen que usted podría volver a contender para buscar de nuevo la presidencia municipal de Benito Juárez, ¿estaría dispuesto y en condiciones de participar en algún momento?

—Muchas gracias para quienes dicen eso, pero honestamente no lo veo posible, hay que darles oportunidad a los jóvenes, hay mucho talento y futuro por delante. Mi tiempo ya pasó para esa responsabilidad, en estos momentos estoy poniendo todo mi esfuerzo y dedicación en el cargo de Consejero Ciudadano dentro del Consejo de la Judicatura, acá tengo una gran responsabilidad y compromiso y no es por presunción, pero me he preparado mucho, conozco de leyes. De hecho, agradezco al gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, haberme propuesto para esta encomienda y además, que haya logrado que los diputados de todos los partidos políticos votaran a favor de mi nombramiento, eso habla de que hay confianza para esta responsabilidad en donde todavía falta mucho por hacer.

 

—¿Cómo ve la política actual y el asunto de las alianzas, muchas de ellas inimaginables hace algunos años?

—Es mejor ver al toro desde las barreras. A estas alturas, creo que la elección presidencial marcó un antes y un después en la política y eso ha obligado a que se tengan que hacer grandes alianzas. Creo que sin duda, las próximas elecciones serán influenciadas por el trabajo que hoy realiza Andrés Manuel López Obrador y a nivel, local, también el gobernador Carlos Joaquín González, quienes están haciendo un gran trabajo.

 

 

 

*****

José Joaquín González Castro, es egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y actualmente tiene 71 años, el 16 de abril cumplirá 72.

 

Colaboraciones  e iniciativas

* Colaborador en la elaboración de la iniciativa del primer Código Civil y Penal del Estado de Quintana Roo en 1977

* Autor de la iniciativa de Reformas a la Constitución  y de la Ley de Justicia Indígena del Estado de Quintana Roo en 1977.

* Autor de la iniciativa de Reformas a la Constitución y de la Ley de Justicia Alternativa del Estado de Quintana Roo. Legislación pionera en la República Mexicana en 1977.

* Autor de la iniciativa del Reforma a la Constitución para crear la Sala de Distrito del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Quintana Roo en la ciudad de Cancún en el 2001.

* Autor de la iniciativa para despenalizar la difamación y la calumnia en el Estado de  Quintana Roo en el 2007.

* Autor del Programa de Modernización para la Administración de Justicia para el Estado de Quintana Roo en 1996.

* Impulsor de la Creación de la primera página web y precursor de la publicación de la lista de estrados vía internet del Poder Judicial del Estado de Quintana Roo entre 1996 y 1997.

 

Ha ocupado importantes cargos públicos a nivel nacional, estatal y municipal, en los poderes Legislativo, Ejecutivo, Judicial y un organismo constitucional autónomo como CNDH.

Durante su gestión como Secretario de Finanzas del Estado de Quintana Roo, Presidente Municipal de Benito Juárez, Oficial Mayor de la Secretaría de Turismo y Presidente del Tribunal Superior de Justicia, tuvo la responsabilidad de la administración de los recursos humanos, materiales y financieros. Siempre tuvo un manejo honrado y transparente de las finanzas públicas en dichas instituciones que se acreditan con la imagen pública que tiene.

Actualmente es Consultor Independiente en asuntos legislativos, sector público y de la administración e impartición de justicia.

Ha recibido decenas de distinciones, tanto como funcionario de gobierno como en la senaduría.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí