Rechaza AMLO diálogo con ambientalistas

Asegura que no habrá más modificaciones al tramo 5 del Tren Maya y que no habrá afectación a los cenotes; activistas de Greenpeace inmovilizan maquinaria

REDACCIÓN

MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó la invitación al diálogo que le hicieran activistas a través de la campaña “Sélvame del Tren” y sostuvo que no se harán más cambios en el tramo 5 del Tren Maya, que va de Cancún a Tulum.

Durante su conferencia de prensa ‘mañanera’ en Palacio Nacional, el mandatario mencionó este lunes 28 de marzo que “sus adversarios” no lograrán nada con las críticas que se han hecho en contra el Tren Maya.

Consideró que las protestas tienen que ver con la desinformación y la mala fe y mencionó que no hay ningún problema legal para continuar con el proyecto del gobierno federal, pues recordó que había un amparo pero este ya se falló para que se continúe trabajando en los tramos 1, 2, y 3 que van desde Palenque hasta Mérida, Yucatán.

Asimismo, mencionó que en caso del tramo que va desde Mérida hasta Cancún tampoco tiene algún problema, porque se tomó el derecho de vía de la autopista de Mérida a Cancún que se está ampliando para que pueda ir en ese mismo derecho de vía el Tren Maya.

En  lo que respecta al tramo 5, recordó que está dividido en dos partes que comprenden, el primero, de Playa del Carmen a Cancún (el tramo 5 norte) y el segundo, el tramo 5 sur, que va de Cancún a Tulum y es el que están impugnando los que reiteradamente ha llamado “seudoambientalistas”.

Reiiteró que sólo se impactarán 100 hectáreas de árboles y que para resarcir el daño, el Ejército reforestará los costados de las vías del ferrocarril, y respecto a un posible daño a los cenotes, aseguró que estos no se van a tocar puesto que se va construir un viaducto que evitará que el Tren Maya pase por ellos.

Greenpeace “clausura” trabajos del Tren Maya

Ocho ambientalistas de la organización Greenpeace clausuraron simbólicamente las obras del tramo 5 del Tren Maya este lunes, e inmovilizaron la maquinaria utilizada para desmontar la selva.

Los activistas, quienes colocaron mantas con el mensaje “Protejamos la selva maya” en diversos puntos de la obra que, acusan, ha impactado al menos 30 kilómetros de selva, llamaron al presidente López Obrador a suspender inmediatamente las operaciones en el tramo 5.

“Nos preocupa que no exista una Manifestación de Impacto Ambiental, lo cual, además de incurrir en un acto ilegal, está dando paso a daños irreversibles en el ecosistema. Esta ruta, tal como está planteada, fragmentará, deforestará, contaminará y pondrá en riesgo aún más a la selva, a los ríos y a las comunidades”, dijo Aleira Lara, directora de Campañas de Greenpeace México.

“Los proyectos de infraestructura, desarrollo económico y turísticos no deben derivar de la destrucción de la naturaleza ni de la violación a los derechos humanos”, enfatizó.

Volverá AMLO a Quintana Roo en abril

El presidente Andrés Manuel López Obrador visitará nuevamente Quintana Roo a principios de abril para el arranque de los trabajos de campo en la construcción del Tren Maya y el aeropuerto de Tulum, dijo el gobernador Carlos Joaquín.

Mencionó que se espera la próxima llegada de alrededor de 30 mil personas “en diferentes campamentos que estarán instalados a lo largo de los diferentes tramos del tren y de la propia construcción del aeropuerto”.

Este domingo arribaron a Quintana Roo 75 militares de diferentes especialidades en el ramo de la Ingeniería Militar que participaron en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y que ahora formarán parte de la obra del Tren Maya. Los especialistas viajaron desde Santa Lucía a bordo de 36 vehículos, que transportaban 12 unidades de maquinaria pesada, seis camiones de volteo y nueve oficinas móviles, de acuerdo con información de la Secretaría de la Defensa Nacional.