La medida pretendía “evitar la tentación” de ir a Progreso a festejar los días de Carnaval

PROGRESO.- El pasado 18 de febrero fueron abiertos de nuevo los dos malecones del puerto de Progreso, tras las restricciones que impuso el Gobierno del Estado para que desde el 4 de febrero permanecieran cerrados al paso de personas y vehículos, como una medida para reducir los contagios de coronavirus.

De hecho, los días en que permanecieron cerrados el malecón principal y el internacional coincidieron con las fechas en que se celebrarían los carnavales en Yucatán, y la medida fue para que la gente no acudiera e intentara festejar al Dios Momo, evitándose así aglomeraciones y posibles contagios.

Aunque la disposición gubernamental fue cerrar los malecones de Progreso, el Ayuntamiento de Telchac Puerto, por su parte, también restringió el paso a las playas toda vez que a últimas semanas se han disparado los nuevos casos de COVID-19 en Yucatán, así como el número de personas hospitalizadas.

Al restringirse el paso a los malecones, se evitó que la gente tuviera la “tentación” de ir a Progreso para festejar el Carnaval, dado que el Carnaval de Mérida fue suspendido, y con ello no hubo amontonamientos de personas en las terminales de camionetas ni autobuses con dirección al puerto. (Sipse)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí