AGENCIAS

Aunque no hay ningún alimento que prevenga o cure el COVID-19, una dieta rica en proteínas, frutas y verduras puede ayudar a un paciente a recuperarse de un contagio. Un patrón alimentario saludable es fundamental para fortalecer las defensas y la respuesta del organismo ante el virus.

Para recuperarse de un contagio hay que consumir alimentos variados, grasas buenas, reducir el consumo de sal y de azúcar, mantenerse muy bien hidratado y evitar tóxicos sociales como el tabaco o el alcohol. Estos son los nutrientes necesarios para cuidar nuestras defensas con el fin de recuperarnos con total vitalidad:

  • Vitamina C. Además de ser un potente antioxidante, ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Una dosis extra de Vitamina C ayudará a aliviar los síntomas y a acortar su duración. Algunos de los alimentos que la contienen son el kiwi, la naranja, el pimiento rojo, el perejil, etc.
  • Vitamina B3. Esta vitamina es la principal encargada de mantener las mucosas en condiciones normales. La carne roja, el pescado, los tomates, el pollo o los huevos son algunos de los alimentos ricos en Vitamina B3.
  • Vitamina A. Este nutriente beneficia la formación y el mantenimiento de los tejidos óseos y blandos, los de las membranas mucosas, los de los dientes y se puede encontrar en la leche, la mantequilla, el queso cheddar, la lechuga o la calabaza, entre otros.
  • Vitamina D. Es la llamada “vitamina solar”, ya que puede ser sintetizada en la piel en respuesta a la radiación de los rayos UVB. También está presente en los huevos, la carne, el pescado azul, la leche, etc.
  • Ácido fólico. Ayuda a crear glóbulos blancos, su ausencia en el organismo conduce a que disminuya la producción de éstos y que uno esté más susceptible a las infecciones. Las mejores fuentes de ácido fólico son las legumbres, el arroz, el pan, el brócoli o los cereales.
  • Omega 3. Es un nutriente que mejora las defensas, a la vez que aporta más energía a quien lo ingiere. Entre los productos con más niveles de Omega 3 se encuentran los pescados, especialmente los azules; también se puede hallar en el aguacate, en los frutos secos o en la avena, entre algunos otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí