Qatar 2022: un mundial (casi) sin alcohol

La venta de cerveza y otras bebidas alcohólicas se permitirá solo en horarios restringidos, pero no dentro de los estadios

AGENCIAS

LONDRES.- Los estadios de la Copa del Mundo de Qatar estarán libres de alcohol y la venta de cerveza fuera de los recintos solo se permitirá antes y después de algunos partidos, según una fuente con conocimiento de los planes para el torneo de fútbol.

La Copa del Mundo de este año es la primera que se celebra en un país musulmán con estrictos controles sobre el alcohol, lo que supone un reto único para los organizadores de un evento que suele asociarse con los aficionados a la cerveza y que está patrocinado por marcas cerveceras mundiales.

Un documento al que tuvo acceso la agencia Reuters da una idea de cómo los organizadores planean manejar las demandas de unos 1.2 millones de aficionados, muchos de los cuales están acostumbrados a beber cerveza sin límites en los días de partido.

Desde que el país árabe del Golfo obtuvo los derechos de organización en 2010, ha habido un interrogante sobre el alcohol en el torneo de este año. Aunque no es un estado «seco» como su vecina Arabia Saudita, el consumo de alcohol en lugares públicos es ilegal.

Sin embargo, los aficionados que acudan al Mundial de noviembre podrán comprar cerveza durante un horario restringido en ciertas partes de la principal zona de aficionados de la FIFA en el parque Al Bidda de Doha, la capital qatarí.

También habrá alcohol para entre 15 mil y 20 mil aficionados en una esquina en desuso del Club de Golf de Doha, a unos kilómetros de los estadios y de la zona principal de aficionados, según el documento.

Además, una parcela de arena rodeada por un muro de tres metros y situada entre la entrada de entrega de un hotel y una planta de refrigeración de distrito se transformará en un local con capacidad para 10 mil personas que promete música tecno y alcohol, muestra el documento.

Un portavoz de los organizadores, el Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar, dijo que junto con la FIFA anunciarán los planes sobre la disponibilidad de alcohol en el torneo de 28 días «a su debido tiempo».