REDACCIÓN

CANCÚN.- Alrededor de 30 madres de familia acompañadas por sus hijos menores de edad, residentes de la Supermanzana 237, se manifestaron este miércoles, exigiendo la atención de los gobiernos estatal y municipal para que lleven a cabo la pavimentación de las calles del rumbo.

Las mujeres, algunas de las cuales han vivido en esa zona de la ciudad por más de veinte años, afirmaron encontrarse hartas de que en ese lapso únicamente han escuchado promesas incumplidas por parte de las autoridades, pues hasta ahora sus calles permanecen en lastimoso estado, agravado en temporada de lluvias, pues se convierten en peligrosos lodazales que ocultan huecos de considerable tamaño y profundidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí