El exheredero al trono, Hamzah bin Husein, se encuentra en arresto domiciliario, acusado por el régimen de “desestabilizar la seguridad”

AGENCIAS

AMÁN.- El príncipe Hamzah bin Husein, exheredero a la Corona de Jordania, que dice estar aislado en su domicilio, afirmó a la BBC que no ha participado en una conspiración y criticó la “corrupción y el nepotismo” en su país.

El príncipe, hermanastro del rey Abdalá II de Jordania, reveló que los altos mandos militares le dijeron que no podía salir o comunicarse con otras personas ni utilizar Twitter.

“Estoy haciendo esta grabación para dejar claro que no soy parte de ninguna conspiración o de una organización infame o grupo apoyado desde el exterior, como siempre es la afirmación para cualquiera que exprese una opinión”, declaró el príncipe en un vídeo.

“Esta es mi última forma de comunicación. He sido informado por la compañía de internet que tengo de que han recibido instrucciones para cortarlo, así que esta puede ser la última vez que pueda comunicarme”, afirma el príncipe, cuya grabación fue remitida por su abogado a la emisora británica.

El hijo del fallecido rey Hussein y la reina Noor agregó que él no es responsable de “la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de gobierno en los últimos 15 a 20 años” y acusó que, con el actual régimen, la corrupción es más importante que “la vida y la dignidad de más de diez millones de personas que viven aquí”.

En Amán, las autoridades jordanas acusaron el domingo al príncipe Hamzah bin Husein de haber realizado “movimientos y actividades” con el fin de “desestabilizar la seguridad” del país con injerencia extranjera y denunciaron “sedición” por parte de los arrestados, entre los que no se encuentra hasta el momento el propio príncipe, hermanastro del rey jordano, Abdalá II.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí