PRESTAN Y LUEGO EXTORSIONAN

La organización Rest of World enlistó 94 apps de préstamos exprés nocivas, identificadas por la Policía Cibernética mexicana

MÉXICO.- Obtener un préstamo exprés en internet puede convertirse en una pesadilla. Hay reportes de aplicaciones que extorsionan a los usuarios al contar con información sensible que obtienen de sus teléfonos, a los que no paran de hacer llamadas amenazantes o incluso llegan a editar fotografías de sus clientes con imágenes pornográficas.

Estas apps se aprovechan de la urgencia. Una solicitud de estas en la banca tradicional puede tardar días en ser atendida o rechazada, mientras que las Fintech podrían no cumplir con el monto deseado.

La organización Rest of World detectó 94 apps de préstamos exprés disponibles en México e identificadas por unidades de la Policía Cibernética como eventualmente fraudulentas. Algunas como SolPeso, Rápikrédito y Super Peso, señaló la organización, utilizan la intimidación como método de cobranza.

En redes sociales como Facebook existen grupos de quejas y denuncias donde comentan que estas plataformas acosan a sus usuarios desde las 4:00 o 5:00 de la mañana hasta pasada la media noche, o los inundan con mensajes donde, entre otras amenazas, advierten que compartirán su deuda con todos sus contactos.

Las apps suelen hackear los teléfonos de sus clientes para acceder a información privada como fotos o lista de contactos, y con ello iniciar el hostigamiento.

Fernanda (nombre falso de una víctima que quiso guardar anonimato) contó que un día recibió un mensaje con un link proveniente de una de estas compañías, lo abrió y ahí comenzó su pesadilla.

“Con eso tuve para que me empezaran a mandar mensajes de distintos lados que pagara y si no mandarían mensajes a mis contactos. Al principio no hice caso y lo dejé pasar como una semana, pero después comenzaron a mandar mensajes con fotos mías y mis contactos empezaron a preguntarme si era cierto que debía tanto, decidí entonces responder a la compañía para que me explicaran y lo que recibí fue amenazas de que iban a embargar mi casa y mi cuenta de nómina”, narró la víctima.

El hostigamiento puede ir más allá. La investigación de Rest of World revela que estas plataformas llegan a utilizar fotos de los rostros de las víctimas para editarlas sobre imágenes pornográficas.

Estas plataformas comúnmente acceden a la información de los usuarios a través de links que les mandan por mensaje o correo donde les piden bajar aplicaciones para lo cual deben aceptar todos los permisos, incluido el acceso a información contenida en los teléfonos, explicó Jesús Chávez Ugalde, director de Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El funcionario refirió que en la mayoría de los casos los usuarios están desprotegidos ante este tipo de fraudes, ya que se trata de criminales que no tienen una empresa establecida o regulada, lo que hace imposible que el regulador o la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) puedan actuar.

Se quintuplican los reportes de extorsión

Estos reportes de extorsión crecieron casi cinco veces al pasar de 161 al mes en 2021 a 892 en la primera mitad de este año, de acuerdo con datos del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

El organismo detectó, solo en el primer semestre, cinco mil 452 casos de montadeudas, como se le conoce a este esquema de fraude y extorsión en el que los criminales ofrecen créditos con tasas muy altas y cuando la deuda se vuelve impagable ofrecen otro crédito para cumplir con los compromisos.

“La estafa parte de la oferta de un préstamo fácil e inmediato, prácticamente sin requisitos, a través de aplicaciones para dispositivos móviles; los intereses incrementan sin previo aviso hasta volverse impagables y ahí empiezan las amenazas para extorsionar al deudor”, explicó Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo.

Para el cobro, añadió, los delincuentes solicitan desde la app acceso al teléfono de la víctima y así obtienen información para amenazarla con exhibirla con sus contactos, difundir material íntimo o lastimarla a ella y a sus familiares.

En redes sociales, los usuarios se quejan de que estas aplicaciones cambian constantemente de número para evitar bloqueos y seguir acosando a sus víctimas, incluso señalan que han recibido mensajes o llamadas de teléfonos con claves lada de otros países, como Colombia.

Chávez Ugalde recomendó que antes de solicitar un préstamo a través de una plataforma hay que revisar si está constituida o regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ya que es la única manera en la que la autoridad puede proteger al usuario contra abusos.

Fernanda presentó una denuncia en la fiscalía y en la Policía Cibernética. Lo único que obtuvo fue la recomendación de restablecer su celular y cambiar de número para evitar las llamadas y mensajes.

Víctimas, inermes; autoridades, de brazos cruzados

De las 94 apps de préstamos identificadas por unidades de policía cibernética como posiblemente fraudulentas, 35 están disponibles en Google Play Store, la tienda de apps de los dispositivos Android, los cuales generan el 80.87% del tráfico web desde aparatos móviles en México.

Según las víctimas, representantes del gobierno, activistas de derechos digitales y plataformas, existen lagunas en la ley mexicana las cuales permiten a los prestamistas estafar con apps y dejan a las víctimas sin un camino claro para la justicia o la reparación.

La negligencia de México hacia las víctimas de las apps de préstamo exprés es particularmente evidente dadas las soluciones que se han encontrado al problema a nivel internacional. En 2021 y principios de 2022, Google quitó este tipo de apps fraudulentas in India e implementó políticas a desarrolladores más estrictas después de que el Banco de la Reserva de India le notificó a la empresa sobre la presencia de 600 de estas apps en su plataforma.

Mientras tanto en México, la Condusef sólo puede intervenir en situaciones donde están involucradas instituciones financieras registradas. Esto significa que las apps que no están registradas están fuera del alcance de la Condusef, explicó Chávez Ugalde.

Fiorentina García, cofundadora de la organización civil en protección del consumidor digital Tec-Check, dijo a Rest of World que legalmente no queda nada claro a qué dependencia gubernamental pueden acudir las víctimas de estas apps. “La institución que debería encargarse de esto en este país (Condusef) no está asumiendo su responsabilidad y se excusa en un término burocrático”, opinó García.

Aunque las apps de préstamo fraudulentas no están reguladas, su método de cobranza constituye actividades ilegales como amenazas y extorsión.

Además de la policía cibernética federal, todas las secretarías de seguridad estatales cuentan con una unidad de seguridad cibernética, tres de las cuales han estado lidiando con las apps de préstamos exprés irregulares desde 2021. Ellas se han encargado de emitir alertas cibernéticas para informar al público del modus operandi de estas apps y usando los reportes ciudadanos y “patrullajes cibernéticos” para pedirle a las empresas de las tiendas de apps que eliminen ese tipo de plataformas. Aún así, el número de víctimas sigue creciendo.

De las 35 apps que Rest of World encontró disponibles en Play Store, 24 han sido denunciadas por la ciudadanía —con frecuencia en múltiples ocasiones— en el Portal de Fraudes Financieros de la Condusef en los que se les señala como posibles fraudes financieros. OKrédito y Tala Mobile, que son empresas reguladas, también aparecen en las quejas por uso fraudulento del Buró Comercial de la instancia protectora de consumidores. Los portavoces de ambas compañías negaron la actividad ilegal cuando Rest of World los contactó. (El Sol de México / Rest of World)