PREPARADOS

0
13

‘Grace’ se interna como huracán en el municipio de Tulum para cruzar el territorio durante este jueves; lo recibe Quintana Roo con todos los protocolos preventivos y coordinación efectiva de autoridades

 

REDACCIÓN

 

CANCÚN.- Quintana Roo se mantenía el miércoles en espera de la llegada de ‘Grace’, que en el transcurso de la mañana evolucionó a huracán categoría uno en la escala Saffir-Simpson y modificó levemente la trayectoria que había mantenido, luego de que durante las horas previas se había previsto su ingreso en la costa al sur de Tulum, para apuntar al norte de esa ciudad. La zona prevista de afectación, empero, se mantenía para los municipios de Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Solidaridad, Puerto Morelos y Cozumel.

De acuerdo con el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua, entre las dos y las tres de la madrugada del jueves, ‘Grace’ impactaría como posible huracán categoría uno –aunque por las condiciones favorables no se descartaba su desarrollo a la categoría dos– entre los municipios de Solidaridad y Tulum, para reducir su intensidad una vez que se internara en tierra y cruzar la Península de Yucatán en el transcurso de la tarde como una tormenta tropical e ingresando en el suroeste del Golfo de México por la noche, pudiendo intensificarse nuevamente a huracán categoría uno.

El Centro Nacional de Huracanes de Miami estimaba, alrededor de las ocho de la noche, que los vientos máximos sostenidos estaban cerca de 130 km/h con ráfagas más fuertes, de 155 km/h y algún fortalecimiento previsible antes de que el centro de Grace alcanzase la Península de Yucatán.

En su recorrido, que se mantenía con un desplazamiento hacia el oeste-noroeste con una velocidad de 26 km/h, se estimaba que el sistema ocasionase probabilidad de lluvias intensas a torrenciales, rachas intensas de viento y oleaje elevado en Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Por otra parte, la onda tropical 22 estaría recorriendo el sureste del territorio nacional, interaccionando con el ingreso de humedad del Golfo de México y Mar Caribe originado por la circulación de ‘Grace’, lo que a su vez provocaría lluvias fuertes a puntuales intensas con descargas eléctricas sobre la región.

La zona de prevención por vientos de huracán contemplaba desde Cancún hasta Punta Herrero, incluido Cozumel; en tanto, desde Punta Herrero hasta Puerto Costa Maya y desde Cancún hasta Campeche, Campeche, era considerada zona de prevención por vientos de tormenta tropical.

Los pronósticos de precipitación eran de Lluvias puntuales acumuladas superiores a 250 mm en las siguientes 24 horas sobre Quintana Roo y Yucatán; y superiores a 150 mm en Campeche.

 

Suspensión de labores y ley seca

 

Ante el avance de ‘Grace’, el Gobierno del Estado decretó la suspensión de labores y la ley seca a partir de las 17:00 horas del miércoles en Solidaridad, Tulum, Cozumel y la zona de los Chunes, en Felipe Carrillo Puerto.

El gobernador Carlos Joaquín llamó a los dueños de los negocios a suspender sus operaciones y a los ciudadanos a resguardarse en sus casas o en refugios a partir de las 20:00 horas y hasta nuevo aviso.

La inminencia del impacto del huracán ocasionó que se cancelaran 66 vuelos, 33 salidas y 33 llegadas en el Aeropuerto Internacional de Cancún, reportó Aeropuertos del Sureste.

A través de un comunicado, Asur exhortó a los pasajeros con salidas programadas para miércoles y jueves acercarse a sus respectivas aerolíneas para consultar el estatus de sus vuelos y, en caso de ser cancelados, no presentarse a las instalaciones de la terminal aérea.

El gobernador Carlos Joaquín González, por su parte, dijo que los aeropuertos de Cancún y Chetumal se mantendrían en operaciones normales, en tanto las condiciones meteorológicas lo permitieran, mientras que el aeropuerto de Cozumel proyectaba un posible cierre de la terminal aérea, dependiendo de los vientos que se registraran en la ínsula.

El mandatario quintanarroense dijo que se activó el programa Guest Locator para ubicar a turistas, y estimó en 120 mil la cifra de visitantes en el Caribe Mexicano, quienes en su mayoría se mantenían en sus hoteles.

Como parte de las acciones preventivas, desde las 7 de la mañana se trasladaron vehículos de Tulum hacia Punta Allen para realizar la evacuación de pobladores y turistas. El presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah, precisó que se habilitaron 11 refugios para la población y turistas que lo requirieran.

El Gobierno del Estado ordenó a los hoteles de Riviera Maya, Tulum y Cozumel dar atención especial a sus huéspedes para llevarlos a refugios dentro de sus mismas instalaciones, en caso necesario, mientras la Coordinación Estatal de Protección Civil realizaba recorridos por la zona hotelera de Tulum, para evacuar hoteles que no tengan la fortaleza para recibir el huracán.

También fue suspendido el transporte marítimo de pasajeros de Cozumel a Playa del Carmen y Punta Venado, y en el caso del transporte entre Cancún e Isla Mujeres se mantuvo hasta las 18 horas. Las navieras que operan el servicio informaron que los cruces se reanudarán hasta nuevo aviso.

Adicionalmente, Apiqroo anunció el resguardo de equipo e instalaciones de sus terminales marítimas, así como el aseguramiento de los paneles solares de los recintos portuarios de Punta Sam, Isla Mujeres y Cozumel para evitar su desprendimiento con los fuertes vientos.

Lucio Hernández, secretario de Seguridad Pública, dijo que cinco mil policías estarán activos para preservar el orden, en coordinación con las instancias federales como la Guardia Nacional, Marina y el Ejército y el vicealmirante Javier Abarca García indicó que tanto la Quinta Región Naval, como el Ejército Mexicano se encontraban atendiendo a la población a través del plan DN-III E.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí