Nuevos datos confirman que la trayectoria de Apophis, de 300 metros, podría alcanzar la Tierra en ese año

AGENCIAS

HAWÁI.- La detección de un efecto físico que actúa sobre la aceleración del asteroide de 300 metros Apophis confirma que el escenario de impacto contra la Tierra en 2068 sigue siendo posible.

El investigador Dave Tholen y sus colaboradores del Instituto de Astronomía (IFA) de la Universidad de Hawai han anunciado la detección de la aceleración de Yarkovsky en el asteroide Apophis cercano a la Tierra.

Esta aceleración surge de una fuerza extremadamente débil sobre un objeto debido a una radiación térmica no uniforme. Esta fuerza es particularmente importante para el asteroide Apophis, ya que afecta la probabilidad de un impacto terrestre en 2068.

Todos los asteroides necesitan volver a irradiar como calor la energía que absorben de la luz solar para mantener el equilibrio térmico, un proceso que cambia ligeramente la órbita del asteroide. Antes de la detección de la aceleración de Yarkovsky en Apophis, los astrónomos habían concluido que un impacto potencial con la Tierra en 2068 era imposible. La detección de este efecto actuando sobre Apophis significa que el escenario de impacto de 2068 sigue siendo una posibilidad.

El viernes 13 de abril de 2029, el asteroide se hará visible a simple vista al pasar dentro del cinturón de satélites de comunicaciones que orbitan la Tierra.

Se están realizando más observaciones para refinar la amplitud del efecto Yarkovksy y cómo afecta la órbita de Apophis. Los astrónomos sabrán bien antes de 2068 si existe alguna posibilidad de impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí