Polémica por el plástico

La ley contra plásticos de un solo uso, aprobada desde marzo pasado por el Congreso de Quintana Roo y en proceso de entrar en vigor, aunque es vista como una medida necesaria ante la problemática mundial de contaminación, también conlleva la pérdida de fuentes de empleo y serias afectaciones económicas para el sector comercial, vendedores ambulantes y la ciudadanía en general

Por José Pinto Casarrubias

La contaminación plástica está teniendo un impacto negativo en todo el planeta, principalmente en los océanos y en la vida silvestre. Los países de altos ingresos tienen sistemas de gestión de residuos muy efectivos; por lo tanto, los desechos mal administrados y los insumos oceánicos son bajos.

La mala gestión de los desechos en muchos países de ingresos medios y bajos significa que dominan las fuentes de contaminación plástica oceánica mundial. De acuerdo con Ecoportal.net, aproximadamente el 80 por ciento de los plásticos oceánicos provienen de fuentes terrestres y el resto de fuentes marinas y más de la mitad de los plásticos en el “Gran Parche de Basura del Pacífico” provienen de redes de pesca, cuerdas y líneas, por lo que muchos países y ciudades han optado por eliminar, lo más posible los plásticos en beneficio del planeta. México ya comenzó a hacer conciencia en este sentido y desde luego en Quintana Roo, ya hay un “caminito” avanzado,

Quintana Roo sería la undécima entidad donde quedaría prohibido el uso de plásticos; primero fue Querétaro, desde abril de 2018; siguió Veracruz en mayo del mismo año; en agosto se sumó Hidalgo; en septiembre San Luis Potosí y Chihuahua; en octubre, Baja California Sur y Sonora. En enero de 2019 se unieron Jalisco y Tamaulipas, mientras que a partir de 2020 se unirá la Ciudad de México.

Sanciones, por determinar

La pasada XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo aprobó una ley para el uso de materiales y utensilios de plástico como popotes, platos, vasos, tasas, copas, charolas, cubiertos, entre otros, así como derivados del poliestireno extendido (productos de unicel).

Además, también se deberán dejar de utilizar bolsas de plástico desechables para traslado de mercancías que se emplean en tiendas y supermercados, tiendas de autoservicio, de conveniencia, farmacias, restaurantes y similares.

El marco legal de esta nueva ley deja exentos de la prohibición a los materiales y equipos utilizados para la industria de la construcción, productos utilizados  para fines médicos o empaque de mercancía.

Se llama Ley Estatal para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos, y fue votada a favor por unanimidad en la pasada Legislatura el día 29 de Mayo de este año.

Esta prohibición se deberá realizar en “islas, ínsulas, cayos y zonas vulnerables” en los próximos seis meses, contados a partir de la entrada en vigor de la Ley, es decir, después de 30 días de publicada en el Periódico Oficial del Estado, para el resto de la entidad se contará con un año para la aplicación de la nueva norma.

Entre los objetivos principales está crear un nuevo esquema de gestión integral para reducir, reusar y reciclar los residuos, así como regenerar los recursos naturales y el medio ambiente, así como promover, inducir y, en su caso, asegurar la selección y separación de los residuos y sus subproductos (que en teoría debió haberse hecho desde hace varios años).

De esta forma, se supone que en octubre comenzó la prohibición de plásticos de un solo uso en las islas de Quintana Roo, y hasta agosto y septiembre de 2020 en el resto del estado, según lo confirmó Alfredo Arellano Guillermo, secretario de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), quien aseguró recientemente que antes finalizar este año se contará con la reglamentación de la ley para sancionar a quienes utilicen desechables de un solo uso.

Las sanciones serán determinadas en UMA’s y las cuales estarán listas para el primer semestre del 2020 y serán aplicables en seis meses a un año, esto último para que se permita a los negocios y comercios cumplir con estas disposiciones.

Tampoco plásticos biodegradables

A diferencia de otros estados de la República Mexicana en Quintana Roo se evita la excepción de los plásticos biodegradables. En la mayoría de los estados del país en donde también se han prohibido los plásticos desechables existe una excepción a los plásticos biodegradables como en Guerrero o plásticos compostables como se expresa en la nueva legislación de la Ciudad de México, aunque ambos términos están vagamente definidos en la legislación.

Existen empaques llamados biodegradables que mezclan material convencional con un porcentaje de materiales provenientes de fuentes distintas a las que provienen del petróleo. En ocasiones estas mezclas pueden ser más difíciles de reciclar o de integrarse al ambiente. Así mismo los aditivos oxo-degradables se están prohibiendo en distintos países debido a la misma situación. En el caso de la legislación del estado de Quintana Roo se prohíbe todo tipo de plásticos desechables sin establecer excepciones.

Además de evitar los bioplásticos, la legislación de Quintana Roo incluye más plásticos que la mayoría de los estados a excepción de la Ciudad de México. En Quintana Roo además de prohibir la distribución y comercialización de popotes, bolsas y poliestireno expandido (unicel) también se incluyen vasos, copas, charolas y anillos de plástico desechables. En la limpieza de playas que varias organizaciones de la sociedad civil realizan en el Caribe se recolectan decenas de toneladas de este tipo de plásticos.

En recientes declaraciones para Grupo Sipse, Izarelly Rosillo Pantoja, doctora en derecho ambiental y consultora de la SEMA para la elaboración de la ley estatal que prohíbe el uso de plásticos, indicó que no se dio espacio a la posibilidad de utilizar materiales biodegradables por diversos factores.

Explicó que se requieren estudios científicos a profundidad y actualmente ni siquiera la Unión Europea tiene los reglamentos necesarios para determinar en qué condiciones los plásticos pueden ser biodegradables.

Aunado a ello, expuso, actualmente se encuentra en proceso de reformarse una Norma Oficial Mexicana en la materia, por lo que se buscó no generar leyes que en el futuro puedan contravenir a lo dispuesto en la normativa federal.

Sin embargo, dijo que es posible que cuando se publique la Norma Oficial de la Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular del Estado de Quintana Roo deba tener ciertas modificaciones, entre las que se podría dar paso a la utilización de los plásticos biodegradables en el municipio.

Cancún sin plásticos

Previo a la aprobación de esta ley en el Congreso, el Cabildo de Benito Juárez aprobó las reformas al reglamento para la Prevención y Gestión de Residuos Sólidos, reformas que fueron publicadas por el Diario Oficial de Quintana Roo el 1 de julio pasado y sería al final de septiembre cuando tendrían que haber quedado prohibidos los productos plásticos (entrega de bolsas de plástico, popotes y recipientes de unicel que nos sean reutilizables en los establecimiento comerciales y las industrias).

Sin embargo, la autoridad ambiental estatal aún no ha publicado en lo general la Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos del Estado, aprobada en mayo pasado y es necesario que tanto el municipio de Benito Juárez como estado estén homologados.

Si bien Cancún será de las primeras ciudades en el país en implementar este tema del desarrollo sustentable, la pregunta es ¿qué pasará con los negocios y personas (vendedores ambulantes), cuyo “modus vivendi”, está directamente relacionado con los plásticos?

Tendrá afectaciones económicas

Muchas empresas, tiendas y negocios ya han dejado de entregar a los clientes bolsas, popotes y unicel en Cancún. En este contexto, Alejandra Tovar, directora del área del sureste del grupo Mapposa, cuya matriz se ubica en la ciudad de México y que incluye en Quintana Roo a las tiendas “El Che”, advierte sobre las consecuencias a negocios, pero sobre todo a miles de familias que perderían sus empleos.

Creo que la ley que ya fue aprobada es muy ambigua, pero puede ser perfectible, hay varias deficiencias en conocimientos de fondo en el tema de reutilizar y reciclar todo lo que son los plásticos, es cierto, ya es una afectación mundial, pero entonces, si tenemos tanto plástico en el mundo, vamos a reciclar, usando menos petróleo, menos plástico para poder seguir viviendo, porque el plástico se empezó a usar por la facilidad de muchas cosas, pero la realidad es que no lo sabemos usar, no lo sabemos reutilizar y reciclar, yo tengo la cultura porque conozco el tema desde hace muchos años y personalmente lavo mis platos y vasos desechables porque mientras no se rompan, se pueden reutilizar.

O el unicel, que ya lo tienen vetado, pero ya no es el unicel de hace 40 años, ahora el 90% es aire y el 10% es plástico entonces, por qué no lo utilizas y lo reutilizas, por qué no lo reciclas y cuando se rompa, la haces pedacitos y lo pones en tu tierra y vas a tener plantas hermosas, honestamente es falta de cultura, falta de educación y considero que es más fácil prohibir que educar”.

Explicó que desde hace algún tiempo trabajan con bioplásticos que ya están autorizados en Europa y son muy amigables con el medio ambiente, pues se deshacen en seis u ocho meses a diferencia del plástico común que tarda años.

Su impacto a nivel estatal

Es un impacto de un 300% en lo que es el cambio de ese producto y en tu vida diaria; si pides tu comida para llevar si antes te costaba 60 pesos ahora serán 60 más 20 del empaque o lleva tu tupper y el café me lo van a dar en un vaso de papel, o sea vamos a matar más árboles y el papel no es compostable. Los bioplásticos ya son compostables y son mucho más amigables que el papel, pero bueno, es cuestión de ponernos de acuerdo”.

Otra afectación será para los vendedores ambulantes que venden esquites o frutas en bolsas de plástico, se quedarán sin sub-empleo.

Tiendas como “El Che” tienen alrededor de 400 clientes pequeños y la mayoría son vendedores ambulantes, sin mencionar otras tiendas que les venden vasos o bolsas para sus productos.

El regidor y propulsor de esta ley municipal, Pablo Bustamante, aseguró que en Benito Juárez no se realizarán operativos contra comercios para comprobar que eliminaron el uso de plásticos de un solo uso, pero en caso de que se reciban denuncias se les dará el trámite correspondiente y se les sancionará conforme a la ley porque ese material ya fue prohibido. 

De acuerdo con el concejal verde-ecologista, lo primero que quieren aplicar en una primera etapa es eliminar el uso de los popotes y evitar que la bolsa de plástico se regale como si fuera cualquier producto, pues ha causado grandes daños al ecosistema. 

Con eso buscamos que la población contamine menos y vaya conociendo las medidas que se están emprendiendo para el cuidado del ambiente, pues cuando se publique dicha ley quedará totalmente prohibido.

Es una ley que ya fue adoptada a nivel federal, lo mejor para los comercios sería que hagan la transición, ya hay gran variedad de productos que están sustituyendo a los plásticos de un solo uso”, dijo.

La prohibición, vigente en Cancún: Pablo Bustamante

Además, el regidor dijo a El Despertador de Quintana Roo que está vigente la prohibición a nivel municipal y el asunto de que tanto el municipio de Benito Juárez como el estado deben estar homologados, dijo, es cuestión de interpretación.

Mi interpretación es que con base en el Artículo 115 constitucional los estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo, democrático, laico y popular, teniendo como base de su división territorial y de su organización política y administrativa, el municipio libre, conforme a las bases siguientes:

III. Los Municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos siguientes:

c) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos; sin perjuicio de su competencia constitucional, en el desempeño de las funciones o la prestación de los servicios a su cargo, los municipios observarán lo dispuesto por las leyes federales y estatales”.

Contaminación plástica en Sian Ka’an: Greenpeace

A través de un comunicado, fechado el 21 de noviembre de este año, activistas de Greenpeace México denunciaron la presencia de desechos plásticos en el Área Natural Protegida de Sian Ka’an y exhortaron tanto a legisladores como a la ciudadanía en general a sumarse para detener este tipo de contaminación.

La agrupación internacional reveló que junto con investigadores de la Universidad Autónoma de México (UNAM), encontraron tanto en los ecosistemas terrestres, playas, selvas y manglares, como en los acuáticos (arrecifes coralinos y pastos marinos, de Sian Ka’an, botellas, contenedores, tampones, cepillos de dientes, tazas de baño y desechos de construcción entre otras muchas cosas contaminantes provenientes de México y de muchos otros países.

Explicaron que este tipo de contaminación representa un riesgo para la biodiversidad de los ecosistemas, incluyendo fauna marina, comunidades de aves, peces y colonias coralinas claves en la formación estructural de los arrecifes, debido a que están en contacto directo con estos desechos, pudiendo tener implicaciones fisiológicas negativas en su desarrollo.

Por su parte, Ornela Garelli, coordinadora de la campaña Océanos sin Plástico de Greenpeace México, precisó que la contaminación plástica en Sian Ka’an, catalogado como Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad, donde aún el ingreso y las actividades humanas están restringidas, exhibe el gran alcance que tiene la crisis de los plásticos.

La denuncia de contaminación plástica en áreas naturales protegidas marinas ocurre semanas después de que un estudio, publicado por Greenpeace en alianza con investigadores de distintas universidades del país, encontrara microplásticos en 1 cada 5 peces de México.

A principios de noviembre, un grupo de senadores suscribió una serie de reformas a la Ley General de Prevención y Gestión Integral de los Residuos, que recoge planteamientos de diversas organizaciones de la sociedad civil aglutinadas en la Alianza México Sin Plástico, para exigir responsabilidad directa a los productores, en lugar de que éstos planteen el reciclaje como primera opción, ya que en México sólo se puede reciclar poco más del 6 por ciento de los plásticos que se producen.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el plástico es un material único con muchos beneficios: es barato, versátil, liviano y resistente. Esto lo convierte en un material valioso para muchas funciones. Además puede proporcionar beneficios ambientales a través de ciertas cadenas de suministro y desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la calidad de los alimentos, la seguridad y la prevención del desperdicio.

Las compensaciones entre plásticos y sustitutos o prohibiciones completas son, por lo tanto, complejas y podrían generar impactos ambientales negativos a mediano plazo, pues mucha gente considera que esto implicaría deforestar aún más árboles, pues el papel no es compostable y los bioplásticos ya los son, además de ser más amigables para el medio ambiente que el propio papel.

Al final de cuentas quienes no están muy de acuerdo con esta ley antiplásticos advierten que el dañino no es el plástico, sino el ser humano, porque una bolsa, un vaso o un popote no llegaron al mar solos.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario