Plan antiinflación tendrá bajo impacto: analistas

0
53

Reconoce IP que las medidas están basadas «en la buena voluntad»; son tardías y no bajarán precios: pequeños comerciantes

MÉXICO.- El plan para combatir los efectos de la inflación en los precios de alimentos y energéticos tendrá un bajo impacto, sin embargo la buena noticia es que no se estableció un control de precios, coincidieron analistas económicos.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México, comentó que el anuncio del gobierno federal va a tener un efecto limitado en el control de los precios, ya que será complicado fijar costos techo en una economía abierta, como la mexicana donde gran parte de los insumos provienen del exterior.

En tanto, Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CI Banco, comentó que no se ve que el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) vaya a tener un efecto real en la inflación, aunque podría contenerla, de tal manera que cierre el año en 6.6 por ciento.

Lo que podría realmente hacer que la inflación suba o baje, no sólo en México sino a nivel mundial, es lo que suceda en el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, aunque de manera local, lo que posiblemente va a tener un impacto es reducir los aranceles a ciertos productos e importaciones de fertilizantes, situación que sí es nueva, apuntó.

Por su parte, Marcos Arias, analista económico de Monex, refirió que el reto será que efectivamente pueda implementarse la medida y que la baja de precios se traslade realmente al consumidor final y por lo tanto disminuya la inflación de la canasta básica.

En tanto, Valeria Moy, directora general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), consideró que sólo basar el acuerdo de contención de precios con las grandes empresas afectará a los pequeños comercios, pues derivado de su tamaño no tienen el margen de maniobra para asumir ciertas pérdidas como sí las de mayor tamaño.

Concanaco: colaboración de “buena voluntad”

El presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio (Concanaco), Héctor Tejada, indicó que el programa «es colaboración de buena voluntad de los empresarios mexicanos para cuidar estos precios. Más que controlar, se trata de una buena voluntad; se trata de buscar la forma de sacrificar márgenes de utilidad para conservar el precio de ciertos productos a voluntad de cada uno, No van a disminuir, es mantenerlos o subirlos lo menos posible para que tenga el menor efecto».

Expuso que la lista de productos que incluyen la estrategia del gobierno Federal representa 3.0 por ciento, del 7.4 por ciento del total de la inflación por que estimó que la estrategia pudiera ayudar a mantener el indicador alrededor de este último nivel.

Anpec, con poca fe

Por su parte, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) señaló que el plan que presentó el Gobierno federal es tardío y no promete reducir el precio de los 24 productos seleccionados de la canasta básica, sino fijarlos en su precio actual en los siguiente seis meses, justo antes de la temporada de fin de año cuando tradicionalmente suben.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, comentó que el conjunto de medidas que el conjunto de medidas son positivas, aunque debieron ser presentadas antes y no esperar hasta que la escalada de precios afectara severamente el bolsillo de las familias mexicanas, pues algunas empresas que ahora se comprometieron a no subir sus precios ya lo hicieron con anterioridad.

“Ojalá honren su palabra y esto no se convierta en algo que no pudo ser. Nosotros tenemos nuestra reserva, tenemos que dejar claro que el mercado nacional es amplio y les encargo que se respeten los precios”, subrayó Cuauhtémoc Rivera.

Agregó que “fue una fiesta entre los grandes y el Gobierno” y no fueron los pequeños comercios, aunque vigilarán que el Paquete Contra la Inflación y la Carestía se cumpla. (El Heraldo / La Razón / El Financiero)