Piden nuevo trazo para el Tren Maya

0
3

En carta a AMLO, hoteleros, empresarios, colegios de profesionistas, sindicatos y regidores rechazan el paso de la vía férrea por el centro de Playa del Carmen y proponen integrarlo a un anillo periférico

REDACCIÓN

PLAYA DEL CARMEN.- Representantes de los sectores hotelero y empresarial, asociaciones de profesionistas, organizaciones sindicales y regidores del Ayuntamiento de Solidaridad emitieron una carta abierta al presidente Andrés Manuel López Obrador en la cual manifestaron su rechazo al paso del Tren Maya por el centro de Playa del Carmen y solicitan su cambio de trazo para integrarlo a un proyectado anillo periférico en la ciudad.

En el documento, dirigido también al director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons,  solicitan “considerar ésta y ninguna otra intervención urbana para el paso del Tren Maya por Playa del Carmen”, aduciendo que su propuesta “tiene el menor impacto negativo en lo económico y social durante la construcción y operación del Tren Maya, genera importantes ahorros de fondos federales durante su planeación y construcción –de hasta 5 mil millones de pesos– y generará beneficios económicos y sociales para las zonas marginadas de la ciudad”.

“Es el momento de hacer realidad el anillo periférico, con el fin de integrarlo al proyecto del tren”, destacan.

Con ello, añaden, se reduciría drásticamente el impacto medio ambiental y se reducen los costos y tiempos asociados a la construcción del Tren Maya, al evitarse los trabajos de modificación de líneas aéreas existentes de la CFE a líneas subterráneas.

Además, se evitan conflictos sociales y legales, con los gastos asociados e inherentes para la reubicación de comunidades y familias que se han asentado en las vías de alta tensión de la CFE, así como la compra necesaria o expropiación de predios con frente a la Carretetera Federal 307, sin tomar en cuenta que algunas de estas propiedades están sujetas a garantías hipotecarias y por lo tanto no se pueden vender.

Sobre este aspecto, destacan que es incuestionable que las pretendidas acciones de expropiación “serían violatorias del derecho humano a la propiedad”, lo cual “derivará en juicios largos, costosos, con pocas probabilidades de éxito para el gobierno federal, deterioro para la imagen de México y pérdida de atracción de la inversión por falta de certeza jurídica”.

Afirman que la propuesta de atravesar la ciudad con un tren de doble vía es una intervención urbana “incompatible con el espíritu de la ciudad y la naturaleza de quienes la habitamos y nos visitan”; será una fragmentación “no sólo en imagen, sino también en accesibilidad y movilidad cotidiana de los habitantes, tanto a nivel peatonal como vehicular, provocando marginación, pérdida de atractivo y competitividad”.

Advierten que construir el Tren Maya sobre la Carretera Federal 307 “provocará importantes y ocasionales bloqueos totales a la circulación, además de incrementar el riesgo de accidentes por aumento de transportes de carga y maquinaria pesada e incidirá en el incremento de hasta tres horas en los tiempos de traslado entre Cancún y Playa del Carmen”.

En contraparte, al existir una nueva opción vial a través del Anillo Periférico “se impulsa el desarrollo económico y social de las zonas con mayor densidad poblacional y alta marginación ubicadas al poniente de la ciudad y colindantes al nuevo Anillo Periférico de Playa del Carmen y potenciará inversiones paralelas en proyectos de conectividad y servicios, al tiempo que se consolida la integración social y urbana”.

Finalmente, manifestaron “el respeto y la confianza que tenemos en las autoridades de los tres niveles de gobierno para tomar decisiones fundamentadas, consensadas y sostenibles en torno al Tren Maya”.

El documento es firmado por Antonio Chaves, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya; Lenin Amaro Betancourt; presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya; Julián Carta López, presidente del Colegio de Ingenieros de la Riviera Maya; Olivia Onofre Besave, presidenta del Colegio de Profesionales de la Contaduría de la Riviera Maya; Francisco Pavón, presidente de AMPI Playa del Carmen; Javier Pérez, presidente del Colegio de Arquitectos de la Riviera Maya; Hugo Hernández, presidente de ADESI Riviera Maya; Jesús San José Almanza, presidente de SINDEMEX Nacional;  Juan Carlos Hernández Cabrera, presidente de CANIRAC Playa del Carmen; Martín de la Cruz, presidente estatal de la CROC; los regidores Marciano Toledo y Uri Carmona Islas; Gabriel Aceves, presidente de CCPAQ; Pablo Alcocer, presidente de la CANACO Playa del Carmen; Aracely Sandoval, presidenta de AMEXME Capítulo Riviera Maya; y Luis Herrera Quiam, secretario general del Sindicato de Taxistas de Playa del Carmen.

GALERÍA