Deplora mandatario estadounidense las dos masacres perpetradas por francotiradores en menos de una semana

AGENCIAS

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden pidió al Congreso promulgar una legislación para prohibir los rifles de asalto y los cargadores de munición de alta capacidad, y lo exhortó a aprobar medidas que refuercen el control de armas en Estados Unidos, tras el tiroteo del lunes en el estado de Colorado, que dejó 10 muertos, y el de hace una semana en Georgia, donde fallecieron ocho.

“No necesito esperar un minuto más, todavía menos una hora, para tomar medidas de sentido común que salvarán vidas en el futuro”, aseguró en un solemne discurso pronunciado desde la Casa Blanca.

Reclamó al Senado que apruebe “de inmediato” dos proyectos de ley, que la Cámara de Representantes ya avaló, para ampliar los controles de antecedentes penales para la venta de armas de fuego. “Les exijo actuar a mis colegas de la Cámara de Representantes y del Senado”; precisó que “esto no es y no debería ser un asunto partidista, es un asunto estadunidense”.

Es improbable que una legislación regulatoria se apruebe en el Senado, donde se necesitan al menos nueve votos republicanos.

Biden recordó que el Congreso logró superar sus divisiones y aprobó un veto a este tipo de armamentos durante 10 años en 1994, cuando él era el presidente del Comité Judicial. “Fue la ley que más duró y redujo estas matanzas de masas. Deberíamos volver a hacerlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí