Pasó 6 años con un pene en el brazo izquierdo

0
57

Su miembro viril se le cayó tras padecer una grave infección en la sangre, y ahora al fin le han implantado uno nuevo

AGENCIAS

LONDRES.- Malcolm MacDonald es un hombre de 47 años que vive en Gran Bretaña. En 2014, tras sufrir una grave infección en la sangre que hacía que sus dedos y su pene se volvieran negros, el miembro viril terminó por caérsele.

Malcolm ya era padre de dos hijos en ese entonces y se desempeñaba como mecánico, pero su problema le cambió totalmente la vida. Un día su pene simplemente cayó al suelo. Él lo recogió y lo tiró a la basura, mientras que sus testículos permanecieron intactos.

Para su fortuna, Malcolm, quien entró en una importante depresión que lo llevó a tener problemas con el alcohol, conoció a David Ralph, un especialista que le ofreció hacerle un injerto de pene en un brazo, que debería llevar dos años como mínimo, para luego implantarlo en el lugar correspondiente.

Los expertos literalmente crearon un pene para Malcolm: extrajeron vasos sanguíneos y nervios de su brazo y se lo implantaron allí para que, con el tiempo, se formara la piel y el tejido de forma natural.

Pasó el tiempo y era hora de dar el siguiente paso: colocar el órgano en el lugar correcto. Sin embargo, la llegada de la pandemia de coronavirus y los altos costos demoraron la operación, hasta que finalmente pudo realizarse a principios de este año a cambio de unos 63 mil dólares. Tras nueve horas de cirugía, volvió a tener un pene de unos 15 centímetros en el lugar correspondiente. Incluso podrá tener relaciones sexuales gracias a una bomba que colocaron en su escroto.

“Me siento como un hombre de verdad nuevamente. Este podría ser un punto de inflexión en mi vida. ¿Te imaginas seis años con un pene balanceándose en tu brazo? Ha sido una pesadilla, pero ahora se ha ido”, dijo, eufórico.

Entre otras anécdotas que hoy le hacen reír, recuerda que un día intentó ayudar a una anciana a tomar un artículo de un estante en el supermercado, cuando accidentalmente su pene artificial escapó de su manga y casi golpea a la mujer en la cabeza.