BRASILIA.- El regulador brasileño de salud, Anvisa, detuvo sorpresivamente los ensayos clínicos de una posible vacuna de coronavirus de la firma biofarmacéutica china Sinovac, CoronaVac, debido a un “grave incidente adverso” del que no brindó más detalles. La vacuna ya ha provocado controversia en Brasil, donde el presidente, Jair Bolsonaro, puso en duda su posible efectividad, afirmando que no debería utilizarse a brasileños como conejillos de indias, luego de que su propio ministro de Salud, Eduardo Pazuello, había aceptado comprar dosis de CoronaVac producidas en el país por Butantan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí