Trabajan SICT y Fonatur en reparación de fisura en el tramo de la Carretera Federal 307 Playa del Carmen-Cancún

REDACCIÓN

CANCÚN.- La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) en conjunto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) atienden el tramo de la Carretera Federal 307 a la altura del Km 307+650, donde se detectaron fisuras, al norte de Playa del Carmen hacia Cancún y acordaron realizar obras de desvío provisional para no afectar el tráfico vehicular en la zona.

En un comunicado, Fonatur dio a conocer que desde la mañana de este miércoles, personal de la institución inició la construcción de un cruce de desvío para interconectar los carriles, es decir abrir un espacio del camellón para que del carril del lado del mar, que es donde están las fisuras, se puedan desviar los vehículos hacia el lado continental de la vialidad, en tanto se realiza la reparación de las grietas.

Asimismo, también comenzaron trabajos de una obra de desvío provisional de dos carriles que tendrá una longitud aproximada de 400 metros, uno se habilitará sobre el carril de baja del lado continental y el otro sobre el acotamiento adyacente en el derecho de vía existente de la carretera. De esta manera, un carril tendrá sentido de Sur a Norte (Playa del Carmen-Cancún) y el otro de Norte a Sur (Cancún-Playa del Carmen), detalló Fonatur.

Cabe recordar que en junio del año pasado se registró otro desplome en el tramo carretero Playa del Carmen–Tulum, en Quintana Roo, el cual fue bautizado popularmente como “Me lleva el tren”, pues a un costado correrá parte del Tren Maya.

Integrantes del Circulo Espeleológico del Mayab encontraron en el interior un acuífero con aguas cristalinas y fósiles de caracoles que data de los periodos del Pleistoceno y Holoceno, hace casi 2.5 millones de años atrás.

Dicha cueva está conectada con otros ecosistemas que, de acuerdo con los espeleólogos, forman parte de la segunda red de ríos subterráneos más grande del mundo, lo que los llevó a advertir sobre las afectaciones por los grandes desarrollos de la región.

“Cualquier cosa que se haga en la superficie de la Península de Yucatán, y esto va desde los drenajes, las calles, la basura y las construcciones, entre muchas otras actividades, hasta llegar a los megaproyectos, debe tomarse en cuenta la naturaleza”, dijo en aquella ocasión Roberto Rojo, biólogo y director del equipo espeleológico que estudió el descubrimiento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí