Nuevos detalles del mortal accidente que involucra a Alec Baldwin

0
0

Salen a la luz nuevos detalles de lo que sucedió antes y después de que Alec Baldwin disparara sin querer a la directora de fotografía Halyna Hutchins.

Una declaración jurada acaba de revelar nuevos y desgarradores detalles sobre el tiroteo fatal en el set de filmación de Rust que protagoniza Alec Baldwin y que provocó la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins.

Según consta en el documento que obtuvo la revista People, el detective a cargo reportó lo que Joel Souza (director de la película y quien resultó herido durante el tiroteo) y el camarógrafo Reid Russell contaron lo que sucedía en el set antes y después de la tragedia.

Ambos contaron que el equipo de cámaras original de la película había renunciado recientemente, lo que retrasó un poco ese día de filmación, ya que la producción tuvo que encontrar un nuevo staff que lo sustituyera. Russell comentó a la policía que la partida del personal original se debió a problemas relacionados con el pago y la vivienda.

Soza por su parte declaró a la policía que antes del tiroteo se habían tomado un descanso para almorzar y que cuando regresaron para seguir ensayando no estaba seguro si el arma de utilería había sido revisada nuevamente.

En la declaración jurada se lee que Souza dijo que según su conocimiento, todas las pistolas en el set fueron revisadas por la experta en armas Hannah Gutiérrez y luego por el director asistente Dave Halls, quien entregó el arma a Alec Baldwin. Luego Halls gritó «arma fría» antes de que el arma de fuego fuera entregada a Baldwin, lo que indicaría que no había balas reales en el arma.

Cuando le dieron el arma de fuego, Baldwin, de 63 años, estaba practicando con su arma y se encontraba sentado en un banco de iglesia en el set, según dijo Souza a la policía. El director de Rust dijo que estaba parado detrás de Hutchins cuando «escuchó lo que sonó como un látigo y luego un fuerte estallido», según la declaración jurada que obtuvo People.

El cineasta relató a la policía que recordaba a Halyna Hutchins «quejándose de un dolor en el estómago y agarrándose el abdomen» antes de que «comenzara a tropezar hacia atrás y la ayudaran a bajar al suelo».

Souza «explicó que estaba sangrando por el hombro y podía ver sangre en Halyna», mientras que Russell «recordaba que Joel tenía sangre en el cuerpo y [Hutchins] y decía que no podía sentir las piernas». Joel Souza dijo que el incidente no se filmó, porque solo estaban acordando dónde se colocaría la cámara para la escena.

Russell también compartió con la policía que Alec Baldwin «había tenido mucho cuidado» con las armas de fuego en el set y recordó que el actor «se había asegurado de que fuera seguro y que no hubiera un niño cerca de él cuando disparaban un arma de fuego» durante una escena anterior. (Quién)