Fuera, magistrados y el fiscal general; el presidente pidió a sus homólogos no intervenir en este hecho; rechazo de la OEA

AGENCIAS

SAN SALVADOR.- El nuevo Congreso de El Salvador, dominado por los aliados del presidente Nayib Bukele, tomó posesión y destituyó a los magistrados del Máximo Tribunal y al fiscal General. El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, expresó su “profunda preocupación”, en tanto la OEA manifestó su rechazo. “Cuando las mayorías eliminan los sistemas de pesos y contrapesos en el marco institucional están alterando la esencia del funcionamiento del mismo”, dijo el organismo.

El cese de los jueces fue promovido en el Congreso con el argumento de que con sus resoluciones obstaculizaron los planes del gobierno para contener la epidemia de COVID-19. El mandatario celebró la decisión escribiendo en Twitter: “¡DESTITUIDOS!”.

El Parlamento retiró del cargo a los cinco miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y a los suplentes. De inmediato se nombró a sus reemplazantes.

Luego, el presidente del Congreso, Ernesto Castro, propuso debatir la salida del fiscal General, Raúl Melara, quien fue relevado por Rodolfo Antonio Delgado Montes.  De acuerdo con el diputado Numan Salgado, que sustentó el pedido, “quedó en entredicho su independencia e imparcialidad” necesarias para ejercer el cargo, al haber sido vinculado con el opositor partido ARENA (derecha).

Bukele reiteró que está dispuesto a seguir trabajando con la comunidad internacional, pero les pidió mantenerse al margen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí