El serbio explica que tiene “demonios dentro” y no sugiere esas maneras de desahogarse.

El serbio Novak Djokovic (1) explotó tras azotar su raqueta contra el piso y romperla durante los cuartos de final en el Australia Open tras superar a Alexander Zverev (6) por 6-7(6), 6-2, 6-4 y 7-6(6).

“No recomendaría esas formas de desahogarse a ninguno. No estoy orgulloso de romper la raqueta. Simplemente atraviesas en la pista muchas emociones y tengo muchos demonios dentro con los que tengo que lidiar”, mencionó Djokovic al finalizar el encuentro.

El tenista confiesa la dificultad de enfrentar un torneo sin la posibilidad de entrenar como antes producto de la pandemia por coronavirus y reconoce que las condiciones son complicadas.

“La mayoría de jugadores no quiere seguir adelante con estas condiciones, con la obligación de tener que hacer cuarentena antes de cada torneo”, recalcó ‘Nole’.

Aslan Karatsev será el rival en turno para la ronda de semifinales y el serbio ya tiene bien analizado a su rival, pero sabe que no será una prueba fácil.

“No le he había visto antes de este torneo. Le encanta dominar el punto. Tiene un revés muy poderoso, muy característico de la escuela rusa. Es impresionante lo que ha hecho y espero poder estar en condiciones para poder luchar”, declaró Djokovic previo a su próximo partido donde podría haber público si el gobierno estatal no decide extender el confinamiento que finalizará este jueves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí