Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross

Para ser gobernador no necesariamente se requiere haber nacido aquí, con que haya vivido y sufrido con nosotros y esté bien preparado se puede aspirar, considera el primer mandatario constitucional de Quintana Roo y fundador del MUQ

 

SALVADOR CANTO

Quintana Roo es para los quintanarroenses y no necesariamente se requiere haber nacido aquí, con que haya vivido y sufrido con nosotros enfermedades que antes teníamos y que se han superado como paludismo, tifoidea, neumonía, entre otras, incluso los huracanes, debe de ser bienvenido, incluso si se tienen las agallas, pero sobre todo si se está bien preparado, también se puede aspirar a ser gobernador”, afirmó quien fuera el primer mandatario constitucional del Estado, Jesús Martínez Ross, en entrevista con El Despertador de Quintana Roo.

En medio de anécdotas de sus vivencias, la forma en que incursionó en la política, don Chucho, como es conocido, reconoció que su más grande amor fue doña Alicia Márquez, pero admitió que como gobernador las mujeres se las ofrecían o solitas llegaban, y “a quién le dan pan que llore”.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Doña Alicia Márquez Aguirre de Martínez Ross (QEPD)

Afirmó que desde los 13 años comenzó a anhelar ser gobernador de Quintana Roo, pues en ese entonces, aún como territorio, eran personas ajenas a la región quienes tenían las riendas del estado, como Margarito Ramírez que era de Guadalajara y gobernó más de 16 años sin tener preparación ni experiencia.

Su actividad la dirigía desde la Ciudad de México y en su lugar, otro que gobernaba junto a él era José R. Amezcua que también era de Guadalajara y al ver todo esto me fui formando carácter porque decía que teníamos derecho a ser gobernados por nosotros mismos y no por gente de afuera”, comentó.

A estas alturas, consideró, Quintana Roo ya está preparado para ser gobernado por una mujer, y de hecho “nos hemos tardado”.

¿Quién es don Jesús Martínez Ross?

Hay un dicho que dice “alabanza en boca propia es vituperio”; en pocas palabras, fui un niño muy inquieto que nací en la calle 22 de Enero, frente al muelle fiscal y a ese lugar llegaban barcos que navegaban por el Río Hondo; entonces, en la esquina de mi casa, había una tienda que surtía a los pequeños comerciantes y ahí crecí entre los alijadores, y un día me subí a los sacos de arroz y de frijol que almacenaba la Casa Garabana y ahí don Pepe Garabana Porta me enseñó un pequeño discurso que decía: “compañeros trabajadores, ábranse los ojos aprendiendo a leer y escribir. Arriba Mister Tosco y abajo Fina Muza”. Ese discurso lo repetía constantemente porque me lo pedían los alijadores y me pagaban algunos centavos por ello.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Reconocimiento como impulsor del Colegio de Bachilleres, en su 35 aniversario

Eso me inquietó mucho y quise seguir estudiando, pero aquí todavía no había secundaria y me fui a Mérida a un colegio que creó en algunos estados el presidente Lázaro Cárdenas con su visión de estadista y posteriormente me fui a la Ciudad de México donde estudié la carrera de derecho; soy de la generación fundadora de la Ciudad Universitaria, de la UNAM.

¿En algún momento pensó ser gobernador de Quintana Roo?

En aquellos tiempos Quintana Roo estaba gobernado por personas ajenas a la entidad, eso hizo que con más razón yo me preparara pues desde los 13 años comencé a anhelar ser el gobernador y gracias a Dios como me preparé, pude llegar a ser el primer gobernador electo, pues antes ya habíamos tenido otros gobernadores como Margarito Ramírez que era de Guadalajara y que tuvo el mérito de que cuando iban a fusilar a Álvaro Obregón en uno de los viajes que hacía rumbo a la Ciudad de México, lo vistió de mujer y se lo sentó a un lado en el tren que manejaba y cuando Obregón llegó a la presidencia, hizo gobernador del territorio de Quintana Roo a Margarito Ramírez, aunque no tenía preparación y experiencia y así estuvo gobernando 16 años.

Su actividad la dirigía desde la Ciudad de México y en su lugar o quien gobernaba era José R. Amezcua que también era de Guadalajara y todas esas cosas me fueron formando carácter, porque nosotros decíamos que los quintanarroenses teníamos derecho a gobernarnos por nosotros mismos.

Claro que en ese entonces Quintana Roo estaba habitado por gente de varias partes del país, inclusive de Centroamérica porque aquí había dos actividades principales que generaban dinero, aunque era orientada a gente de trabajo, que eran la extracción de chicle y el comercio de maderas preciosas como la caoba.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Inauguración de la Expofer, octubre de 1980

Otra cosa que me inquietó mucho es que en aquellos tiempos a las mujeres, que eran las flores más bellas de nuestro jardín, con el poder y con el dinero la gente que llegaba las conquistaban sin necesidad de matrimonio y entonces ante todo esto es que me comencé a preparar para luchar primero por la emancipación de Quintana Roo y en la lucha también estaban José Sánchez, Felipe Amaro Santana y sus hermanos Miguel y Gerardo, que era doctor y que vivía en Felipe Carrillo Puerto.

Cuando hizo campaña para la gubernatura, se apoyó del Movimiento de Unificación Quintanarroense (MUQ) ¿Qué nos puede comentar al respecto?

Sí, de hecho yo soy uno de los fundadores de ese movimiento y desafortunadamente como todo lo que nace, muere. Cuando yo llegué al gobierno, como secretario general de gobierno escogí a Pedro Joaquín Coldwell que era el hijo del hombre más rico de Cozumel, don Nassim Joaquín; Pedro es un hombre preparado, brillante y por ello antes fue diputado constituyente, cuando Quintana Roo iba a pasar de territorio a Estado. Y esa era la idea, que fuera gente la local la que gobernara.

Sin embargo, cuando a Quintana Roo se le conoce ya como Estado Libre y Soberano, siguió llegando gente de otros lados como hasta la fecha ¿había alguna condición para ello?

La condición era que vivieran en Quintana Roo como mínimo desde cinco años antes y a muchos les dieron oportunidad en las dependencias federales en donde yo hacía gestiones ante los secretarios de estado en ese tiempo para que se nombrara a gente no ajena a Quintana Roo, sino gente ya radicada acá con por lo menos dos años y supieran cuáles eran nuestros usos y nuestras costumbres, y creo que hicimos no sólo un gobierno, sino un equipo en donde participaron Pedro Joaquín, Felipe Amaro, Lizbeth Loy Song Encalada que después fue magistrada y presidenta del Tribunal Superior de Justicia, y en esas condiciones trabajamos nosotros y gobernamos para todos y mi lema de campaña y de gobierno fue: “hagamos todo por Quintana Roo”, el cual todavía está vigente.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
En el 40 aniversario del Conalep

Durante su administración le tocó trabajar con dos presidentes, Luis Echeverría y después con José López Portillo ¿cómo fue la relación con ambos?

De mucha seriedad; primero con Luis Echeverría, en una ocasión tuvimos unas lluvias torrenciales que dañaron calles que habíamos arreglado y tras una reunión con él me preguntó que cómo le iba a Quintana Roo y le dije que excelente, sólo que había días que estaba lloviendo mañana, tarde y noche y me contestó: ¿qué, el agua le hace mal a la tierra? Y tenía razón.

El licenciado Luis Echeverría le metió todo el apoyo a Cancún y después vino José López Portillo que ya antes había sido secretario de Hacienda, por lo que con ambos trabajamos de la mano.

¿Cómo ve la política actualmente en Quintana Roo?

Ha habido gobernadores que han sabido cumplir con su compromiso, Quintana Roo es un estado prodigioso para el turismo, aunque antes porque era perímetro libre, pero ahora por su belleza es reconocido en todo el mundo y tal vez eso no lo han entendido los políticos, quienes deben de entender que para hacer una buena política tienen que apoyar a su gente para que el estado siga fortalecido y dejar a un lado sus intereses personales.

¿Qué opinión le merece el PRI?

¿Por qué no le pregunta al ‘Peje’ (Andrés Manuel López Obrador)? (risas) Al PRI el Peje lo hizo y lo vino a derrocar, es un partido de lucha pero se ha dejado, los militantes se han dispersado aunque era el partido mayoritario, pero ahora ya no, pues ahora es Morena.

Yo creo que ha habido relevos y esa es la verdad, pues el PRI llegó a un momento que cayó en manos indebidas, de gente que se olvidó del pueblo. Por ejemplo a Luis Donaldo Colosio le tuvieron miedo de que llegara a la presidencia de la república y por eso lo mataron, pues gozaba de todo el cariño de la militancia, de mucha gente que simpatizó con su proyecto y a muchos eso no les gustó. Así puedo comentar muchas cosas más, pero no vale la pena porque además yo sigo siendo del PRI o de lo que queda del PRI.

En la actualidad no hemos tenido una gobernadora, ¿considera que Quintana Roo ya está preparado para ello?

Totalmente de acuerdo, de hecho nos hemos tardado. Yo creo que una de las que estuvo cerca de llegar y no se pudo fue Sara Muza, pero no fue posible y en ese entonces sólo Lizbeth Loy Song Encalada, que era del mismo grupo, alcanzó a ser presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Por otro lado, dos exgobernadores de Quintana Roo han tenido que enfrentar la justicia al concluir su mandato, ¿qué opinión le merece eso?

Primero voy a hablar de Mario Villanueva que lo conozco desde joven que andaba vendiendo frutas, pero para mí hizo un buen gobierno, pero tuvo el desatino de enfrentarse con el entonces presidente Ernesto Zedillo y pagó cara su osadía.

En el caso de Roberto Borge, pues tuvo mala suerte, no había madurado cuando llegó al gobierno y por eso todavía desgraciadamente está pagando su culpa.

¿Qué opina de la gestión de Carlos Joaquín?

Él está en un estado próspero, que tiene una palanca que se mueve sola y le da riquezas a la entidad; digamos que Chetumal vivía de las mercancías importadas y no tenía problemas, luego Cancún nos rebasa con la llegada de inversiones extranjeras que vienen a hacer grandes corporativos y hoteles; por eso Quintana Roo es un estado pujante, gracias a las bellezas naturales. Dicen que por Quintana Roo no pasó Dios, Dios se quedó aquí.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Con el gobernador Carlos Joaquín y los exgobernadores Joaquín Hendricks y Félix González

¿Cree que personas de otros lados puedan volver a gobernar Quintana Roo?

Quintana Roo es para los quintanarroenses y no necesitan haber nacido aquí, con que haya vivido y sufrido con nosotros enfermedades que antes teníamos y que se han superado como paludismo, tifoidea, neumonía, entre otras, incluso los huracanes, debe de ser bienvenido, incluso si tiene las agallas, pero sobre todo si está bien preparado, también puede aspirar a ser gobernador.

¿Qué opina del doctor Miguel Borge Martín?

Ah, el doctor Miguel Borge es uno de los gobernadores más preparados que ha tenido Quintana Roo, de gran corazón y una formación más técnica que crítica, pero salió bien por la pujanza y bellezas del estado.

Quiero decirte que Quintana Roo no es un estado difícil, es un estado en el que hay que trabajar nada más y hay que formar un equipo, que ese un acierto que me ayudó, al tener a muchos jóvenes en el gabinete, de hecho Miguel Borge fue mi director de catastro.

Hay una frase que siempre comentan los políticos cuando hablan de mujeres y se refieren a ‘las mujeres de don Chucho’, ¿qué hay de eso?

A la más grande, lamentablemente Dios ya se la llevó, que fue doña Alicia Márquez. Te quiero decir que a las mujeres en el caso del gobernador, pues se las ofrecían o solitas llegaban y la verdad ¿a quién le dan pan que llore? (ríe).

¿Don Jesús Martínez Ross ¿es chetumaleño, hondureño o beliceño?

(Risas) Yo soy quintanarroense porque yo goberné para todo el estado.

¿Qué opina de Andrés Manuel López Obrador?

Es el presidente de la República y no llegó por un capricho, sino por una lucha de 18 años, por su perseverancia, porque inclusive fue jefe de gobierno de la Ciudad de México pero no se conformó, entonces es un presidente bien formado.

¿Cuál es la afiliación política de don Jesús Martínez Ross?

Lo que queda del PRI. Sería yo un mal agradecido hacia el partido que me cubrió en mis anhelos, en mi intención y en mi trabajo, yo soy priista de hueso colorado. Aunque es cierto, dos años estuve fuera por problemas personales y dije que me iba a otro partido, pero volví pronto, sigo en las filas del PRI.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Dos años estuve fuera del PRI por problemas personales, pero volví pronto, soy priista de hueso colorado

¿Qué opina de la prensa?

Para mí los periodistas han sido, son y serán un pilar fundamental para el crecimiento de Quintana Roo. Yo le debo gran parte de mi vida a la actividad política y usted a su habilidad para ser periodista, porque yo me pude haber hecho el enfermo o que no estaba aquí para darle la entrevista pero a nadie me le niego y menos a ustedes que insistieron para poder entrevistarme.

De hecho, mi hijo José Alberto Martínez Márquez y el periodista Justo May Correa me están haciendo un libro que se llama “Simplemente la Historia” que ya pronto estará listo y parte de lo que te he platicado, estará plasmado ahí.

Nos hemos tardado para tener una gobernadora: Jesús Martínez Ross
Mi hijo José Alberto Martínez Márquez y el periodista Justo May Correa preparan un libro que se llama ‘Simplemente la Historia’

Biografía de Jesús Martínez Ross

Nació el 7 de mayo de 1934 en Chetumal, cuando aún se denominaba Payo Obispo y era parte del estado de Campeche. Inició sus estudios primarios en la misma ciudad de Chetumal, realizó los de secundaria en Mérida, Yucatán y luego en la Escuela Nacional Preparatoria en la Ciudad de México, donde también ingresó en la Universidad Nacional Autónoma de México de que egresó como abogado.

En la Ciudad de México fue funcionario del Departamento del Distrito Federal y fundador del Frente Cívico y Social Quintanarroense y junto a Carlos Gómez Barrera y otros, de la Fraternidad Quintanarroense.

El 28 de julio de 1965 fue nombrado agente del Ministerio Público del Fuero Común en Quintana Roo, cargo que ocupó hasta 1971, fue además secretario general del Comité Territorial del PRI en 1968, oficial mayor del gobierno del territorio en 1971 y en 1973 fue elegido diputado federal por el Distrito Electoral Único de Quintana Roo a la XLIX Legislatura, donde fue activo promotor de la conversión de Quintana Roo en Estado de la Federación el 8 de octubre de 1974; en 1975 se separó del cargo de diputado federal y fue postulado candidato del PRI a gobernador de Quintana Roo.

Asumió como primer Gobernador del Estado de Quintana Roo el 5 de abril de 1975; durante su gobierno se estableció la totalidad de la administración del nuevo estado e inició el desarrollo del nuevo centro turístico de Cancún y fundó el Instituto Tecnológico de Chetumal.

En 2004 renunció públicamente al PRI para incorporarse al partido Convergencia; sin embargo, en 2006 renunció a ese partido para regresar al PRI al apoyar las candidaturas de Pedro Joaquín Coldwell y Eduardo Espinosa Abuxapqui, candidatos a senador de la República y diputado federal por el II Distrito Electoral Federal de Quintana Roo respectivamente, en las elecciones federales de ese año.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario