Respalda sector empresarial decisión de intervenir servicio de recolección de basura ante el reiterado incumplimiento de Intelligencia México; se prevé batalla legal por indemnización

REDACCIÓN

 

CANCÚN.- Se tenía que actuar ya, no podemos seguir con tanto acumulamiento de desperdicios en la ciudad, y más ahora que estamos en la pandemia y tenemos que cuidar la salud, consideró Iván Ferrat Mancera, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), quien respaldó la decisión del Ayuntamiento de Benito Juárez de intervenir la concesión del servicio de recolección de basura a la empresa Intelligencia México S.A de C.V.

Como se recordará, durante la Décimo Novena Sesión Extraordinaria celebrada el lunes, el Cabildo aprobó por unanimidad la intervención total temporal a la concesión otorgada a la empresa, derivada de la problemática que vive el municipio por el incumplimiento, deficiencia y suspensión de la prestación del servicio público, que lo ha puesto en una situación de emergencia ambiental.

Asimismo, se ordenó la contratación inmediata temporal de vehículos recolectores “con el personal suficiente para la óptima recolección total de desechos, con criterios de imparcialidad y que generen las mejores condiciones para el municipio”.

Al respecto, Ferrat Mancera ofreció coadyuvar con asesoría legal para analizar situación legal y evitar que el municipio tenga que indemnizar a Intelligencia México –propiedad del expresidente municipal Carlos Canabal Ruiz– por la cancelación de la concesión, cuando a todas luces han incumplido el contrato; cabe señalar que actualmente, el servicio enfrenta una demanda de mil 400 toneladas diarias de desechos, que deberían atenderse con 65 camiones y 112 rutas, y únicamente operaban alrededor de 19 unidades que recolectaban 368 toneladas diarias.

Alertados por la inminente intervención de la autoridad municipal, el mismo lunes por la mañana Claudio González, director general de Intelligencia México, anunció el inicio de operaciones de 20 camiones “nuevos” para la recoja de residuos sólidos en la localidad, aunque a decir de fuentes anónimas de la propia empresa se trataba de unidades usadas, muchas de ellas habilitadas mediante el intercambio de piezas de los vehículos que permanecían inutilizados por desperfectos. Sin embargo, la maniobra fue infructuosa.

Sobre la nueva empresa que tomaría la estafeta de la recolección de basura, se sabe que lleva el nombre de Red Ambiental Servicios S.A. de C.V., con sede en Nuevo León, que según datos aportados por los propios trabajadores, iniciará actividades con 48 unidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí