El ahora exfuncionario aseguró que continuará colaborando con el gobierno desde el sector privado; desaparece la Oficina de la Presidencia

AGENCIAS

 

MÉXICO.- Alfonso Romo aseguró que concluye su labor como jefe de la Oficina de la Presidencia con Andrés Manuel López Obrador, pero no se va “ni harto, ni decepcionado” de haber participado en el gobierno de la Cuarta Transformación.

“No me arrepiento ni punto cero, cero por ciento de lo que logramos en el proyecto de transformación … no me voy, ni harto, ni decepcionado”, agregó el empresario, y precisó: “No me estoy yendo seguiré siendo el enlace del sector privado con el gobierno”.

“Nos llevamos muy bien, hicimos mucha química, nos conocemos perfectamente, nos tenemos mucha confianza, estoy encantado de seguir ayudándolo y eso me motiva a seguir ayudando”, explicó.

En un mensaje en sus redes, el presidente López Obrador indicó que Alfonso Romo “fue funcionario público solo por tratarse de nosotros. Convenimos que estaría 2 años y se cumplió el plazo”.

Poco después apareció en Twitter un mensaje del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA) en el que supuestamente le dan la bienvenida al exfuncionario público, pero sin más especificaciones o detalles. “El Gran Despertar funciona. Poncho Romo despertó!!! Bienvenido a FRENA! Seguirá Olga Sánchez C? Hagan sus apuestas… La 4T en baja. #LopezGobiernoFallido #AFrenaNadaLoFrena”, decía el tuit.

Al día siguiente, en su conferencia mañanera, el presidente especificó: “Ya no vamos a tener esa oficina, porque él me va a seguir ayudando sin ser funcionario y aprovechamos para ahorrar. No cobraba, la mayor parte de su equipo trabajaba de manera voluntaria, pero ya no hace falta esa oficina”.

Representantes de las principales cámaras empresariales –CCE, Concamin, Coparmex–  lamentaron la salida de Romo, pues que con él sí podían establecer un diálogo sincero y de apoyo, además de que ayudó a frenar muchas “ocurrencias” en el gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí